2014-11-08 07:11 Real Madrid Por: Administrador

La receta mágica de Carletto: Cómo pasar de -6 a +2 en 50 días



Sergio Marco

"Esto tiene que mejorar y vamos a mejorar", dijo Carlo Ancelotti después de la primera derrota del Real Madrid en esta Liga el 30 de agosto en Anoeta. Y volvió a insistir con el mismo discurso cuando el Atlético pasó por el Bernabéu y se llevó el derbi madrileño en la siguiente jornada, la tercera. Ancelotti no perdió la compostura. "Vamos a mejorar, sé cómo hacerlo", dijo el técnico italiano sin inmutarse. Más de uno perdió los nervios. Sólo tres jornadas y el Barça se ha ido a seis puntos. Pero Carlo Ancelotti no. Él sabía lo que estaba pasando y conocía la solución.



Y, efectivamente, el siguiente partido fue de Champions League y el Real Madrid le endosó un 5-1 al Basilea. Y luego, en Riazor, le cayeron ocho al Deportivo (2-8). Era evidente que Ancelotti había dado con la tecla ganadora convirtiendo lo que parecía que iba a ser una crisis galopante en un simple susto. Luego llegó el 5-1 al Elche, el 1-2 al Ludogorets, el 0-2 al Villarreal y el 4-0 al Athletic en pleno festival de Cristiano Ronaldo.  Y enseguida, el inapelable 0-5 al Levante y la exhibición en Anfield Road frente al Liverpool por 0-3.

El Real Madrid iba de menos a más. A medida que James y Kroos, las nuevas incorporaciones, iban cogiéndole el aire al equipo, los resultados y el nivel de juego iban a más. La prueba definitiva llegaria con el clásico. Ahí podía truncarse la racha exitosa blanca si sus cimientos no eran lo suficientemente sólidos. Pero el Barcelona, que empezó marcando en el Bernabéu, se llevó un serio correctivo (3-1) en un partido que debió acabar en goleada de escándalo, pero que quedó maquillado con ese discreto 3-1.  A continuación llegó el 1-4 de Copa en Cornelllá y el 0-4 de Granada. Y el Real Madrid ya encabeza en solitario la tabla clasificatoria.

Han pasado 50 días: 50 días de victorias encadenadas, 50 días con 11 triunfos, 0 empates y 0 derrotas. 50 días con 45 goles a favor y 7 goles en contra. 50 días de espectáculo del bueno, de exhibiciones de Cristiano Ronaldo, de James, de Benzema, de Modric, de Kroos, de Modric... Y 50 días alumbrando el nacimiento del fenómeno del futuro, Isco. 



En esos 50 días el Barcelona, de más a menos, se dejó dos puntos en La Rosaleda, tres en el Bernabéu y otros tres ayer en el Camp Nou ante el Celta. Y el Real Madrid ya marcha líder en solitario. 10 jornadas han bastado para que Ancelotti diera con la solución.  Prometió que el Real Madrid iba a mejorar y ha cumplido. Ha sacado lo mejor de todos. Lo mejor de Casillas, lo mejor de los centrales y laterales, devolviendo al Real Madrid a la senda de la consistencia defensiva. El centro del campo, con Modric y Kroos se ha convertido en intratable. Y delante, todos dan miedo. Cristiano vive el mejor momento de su carrera, Benzema juega mejor que nunca, Chicharito no decepciona, James consigue estar a la altura de la constelación de estrellas que tiene al lado, Bale ha brillado mientras jugó e Isco es el conejo que Ancelotti se ha sacado de la chistera y que está llamado a ser un auténtico símbolo para el madridismo en la próxima década.

Carlo Ancelotti es un hombre de palabra. Se puede confiar en él. 


Deja tu Comentario