2012-11-01 10:11 FC Barcelona Por: Administrador

La relación Barça-Celta viene de lejos



El primero será Tito Vilanova. El técnico del primer equipo tiene en el Celta uno de los clubes más especiales en su carrera pues allí tuvo la oportunidad de debutar en Primera División. Después de pasar por las categorías inferiores y de ser cedido al Figueres, Vilanova fue traspasado al Celta, donde en 1992 debutó en la primera categoría profesional. En su etapa en Vigo jugó 29 partidos y anotó un gol.

Pero el técnico n es el único que tiene un pasado en Balaídos. José Manuel Pinto, titular el pasado martes ante el Alavés y segundo de Víctor Valdés, se consagró en Primera División en el equipo gallego. Allí estuvo diez temporadas y entre otros logros, se clasificó para la Champions League en la temporada 2002-03, con Mostovoi y Gustavo López a la cabeza, y en la 2005-06 se llevó el trofeo Zamora, con 28 goles encajados en 35 partidos. Posteriormente en 2008 firchó por el FC Barcelona.



No tan en primera persona pero sí en el seno de su familia, Thiago Alcántara también comparte un gran lazo con el Celta, y es que su padre, Mazinho, fue uno de los más grandes en Balaídos. Jugó entre 1996 y 1999 y se quedó allí después de colgar las botas. Además, el mismo Thiago llegó al Barça procedente del Ureca, un equipo modesto de Galicia. Esta será la primera vez que se enfrente a ellos después de haberlo hecho en la temporada 2010-11 con el Barça B.


Deja tu Comentario