2016-02-22 09:02 Real Madrid Por: Administrador

La remontada no es imposible y pasa por ganar en el Camp Nou



El Real Madrid no ha dicho adiós a la Liga. El empate contra el Málaga ha sido un duro varapalo para el equipo de Zidane, que vive unos días difíciles. Sin embargo, visto el calendario el club blanco tiene todavía posibilidades de acabar alzándose con el título liguero al final de temporada. La imagen de Sergio Ramos levantando la copa dependerá de unos partidos clave. El reto más importante al que deberá hacer frente el cuadro merengue es el próximo Clásico de la jornada 31. La expedición blanca visitará el Camp Nou con ganas de devolverle la machada al equipo de Luis Enrique, que se cebó con el Madrid en el Bernabéu. Una amplia victoria en el feudo azulgrana significaría un golpe moral importante. Pese a ello, el equipo de Zidane seguiría seis puntos por debajo de los culés. Una distancia que podría estrecharse mucho más si el Barça pincha en uno de los compromisos importantes que tiene pendientes: los blaugrana tienen que visitar al Villarreal en El Madrigal, recibir al Sevilla y al Valencia en el Camp Nou y disputar el derbi contra el Espanyol. Unos duelos aparentemente complicados a los que se les suman las visitas a Riazor y Anoeta, dos campos difíciles para cualquier equipo.

El Barça, contra el cansancio

Si bien el Barça se encuentra en un momento óptimo de forma, es muy probable que los de Luis Enrique acusen el cansancio en más de un encuentro de Liga. En este caso, y siempre que el Real Madrid no se permita más tropiezos, el equipo blanco podrá volver a reengancharse al título liguero. El club merengue también espera que la presión por la final de Copa y los compromisos de Champions jueguen una mala pasada al equipo culé. Visto así, la consecución del campeonato de la regularidad no es una misión imposible para los hombres de Zidane. Si hay algún equipo capaz de remontar esto, ese es el Real Madrid.

Deja tu Comentario