2011-12-05 18:12 Real Madrid Por: Administrador

La reventa se normaliza para el Clásico



Hablar de la reventa antes de un Madrid-Barcelona o un Barcelona-Madrid es tan obvio como que habrá partido. Se ha convertido en un clásico de nuestro tiempo y se ve como una parte más del espectáculo. Eso sí, las cosas han cambiado mucho con el paso de los años y aunque puede verse a los clásicos reventas merodear por las taquillas del Bernabéu desde 10 días antes de la disputa del clásico, lo cierto es que los hábitos a la hora de traficar con las entradas para el partido han cambiado. Y mucho.

De hecho, en el partido que se jugó en el Santiago Bernabéu el pasado 26 de noviembre entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid ya se empezaba a ‘vender’ el clásico. Sin ningún tipo de tapujo, además. De hecho, en los aledaños del estadio blanco se repartieron octavillas de diferente tonalidad y con distintos teléfonos de contacto en los que se ofrecía un comprador de “entradas o abonos” para el partido entre el Real Madrid y el Barcelona. Algo impensable hace años, alardear a los cuatro vientos de hacer una compra ilegal, que sería lo que sucedería en caso de que alguien comprara su entrada y luego la revendiera a un tercero, se ha convertido en algo tan normal que hace que algunos inviertan tiempo y dinero en generar publicidad para conseguirlo. De hecho, toda esa propaganda con el fin de comprar entradas y abonos para el clásico no fue nada aleatoria puesto que los papeles eran entregados por repartidores en mano en las inmediaciones de las cuatro torres del Santiago Bernabéu. Parece que se confirma a todas luces que la profesionalización ha llegado ya a la reventa.

Sin embargo, cualquier método es válido para intentar comprar o vender entradas para el 10-D. De hecho, desde el pasado 1 de diciembre es muy habitual que la gente que sale de la boca de metro de la línea 10 de Madrid, en la parada que da nombre al estadio del conjunto merengue, Santiago Bernabéu, sea abordada por reventas que preguntan si compran o venden entradas para el partido entre madridistas y azulgranas. No sólo hay cada vez más ‘profesionales’ en la reventa sino que cada vez comienzan antes a intentar hacer su agosto particular. Desde luego, el próximo Madrid-Barcelona se lleva la palma, de largo, en este aspecto. El lleno en las gradas está más que asegurado y el de los bolsillos de más de uno, también.


Deja tu Comentario