2016-11-30 11:11 FC Barcelona Por: Administrador

La sorpresa táctica de Luis Enrique para desactivar al Real Madrid en el clásico



Fede Peris Mientras en Madrid la Caverna mediática denuncia la "messidependencia" que tiene el FC Barcelona respecto a Leo Messi (ha marcado siete de los diez últimos goles conseguidos por el equipo de Luis Enrique), silencian que el Real Madrid ha ganado sus dos últimos partidos con cinco goles de Cristiano Ronaldo y cero del resto de sus compañeros, lo que pone de manifiesto que si un equipo tiene una especial dependencia de un jugador, ese es el Real Madrid con su estrella portuguesa. Luis Enrique le ha prestado muy poca atención esta semana al partido de Copa ante el Hércules. Su única preocupación es cambiar de arriba a abajo en el clásico la imagen que dio su equipo en San Sebastián. Sólo un triunfo contundente ante el Real Madrid el sábado acabará con la sensación de crisis de juego que se ha instalado entre el barcelonismo, Y Luis Enrique ha dado con la solución para desactivar el juego del Real Madrid y permitir que la creatividad del fútbol de sus hombres imponga su ley ante el líder de la Liga, que llega al Camp Nou con seis puntos de ventaja. El objetivo del Barça es que la diferencia se reduzca a tres puntos al término del partido, lo que significaría que el Barcelona sólo dependería de sí mismo para revalidar el título que logró las dos últimas temporadas.

Las tres novedades en la alineación del Barça en el clásico

La gran preocupación de Luis Enrique, una vez despejado el problema Bale, que fue operado ayer, es neutralizar a Cristiano Ronaldo. El técnico azulgrana sabe que si Cristiano Ronaldo es anulado, el Real Madrid se queda sin argumentos futbolísticos. Y para anular a Cristiano Ronaldo, Luis Enrique reserva una sorpresa táctica a Zidane: Javier Mascherano.   Luis Enrique formará en el eje central de la defensa con Piqué y Umtiti y dejará a Mascherano de lateral, siempre pendiente de Cristiano Ronaldo. Sergi Roberto saltará de la formación titular. No como castigo por el juego de Anoeta, sino por necesidades tácticas. La entrada también en el equipo de Iniesta aportará más creatividad al juego del Barcelona en el centro del campo y el equipo podrá permitirse el lujo de perder la verticalidad de Sergi Roberto por la derecha, adquiriendo mas consistencia defensiva con Mascherano. Iniesta se encargará de jugar entre líneas para que Messi, Suárez y Neymar no se encuentren tan aislados como en San Sebastián. Es la sorpresa táctica que le prepara Luis Enrique a su colega Zinedine Zidane.

Deja tu Comentario