2017-03-27 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

La sucia mentira de la Caverna contra Jordi Alba



Fede Peris La Caverna mediática mesetaria más rancia, en cumplimiento de uno de los principios fundamentales del Movimiento Mediático Madridista (MMM), se impone como obligación ensuciarse las manos en el estercolero con la esperanza de encontrar alguna porquería que pueda afectar al FC Barcelona, el equipo que está ahí, presionando, echándole el aliento en el cogote al Real Madrid en La Liga, y vivito y coleando en las tres competiciones que dan acceso al triplete. Y seguramente por eso, por el canguelo que se ha instalado en los medios madridistas, hay que buscar porquería del Barça donde no la hay para generar follón en casa del vecino.

Lo que piensa Luis Enrique de Jordi Alba

Esta vez le ha tocado a Jordi Alba, que días pasados se limitó a decir que en la selección juega más que en el Barça, una verdad incuestionable que no tiene más justificación que Lopetegui juega con cuatro defensas siempre en La Roja y Luis Enrique, según el rival, prescinde de los laterales. El problema no es Jordi Alba, sino su función en el campo, que el técnico azulgrana considera prescindible en algunos partidos. La valoración que tiene Luis Enrique de Jordi Alba es altísima. Le considera el mejor lateral zurdo del mundo, pero cuando arriesga con tres defensas, necesita a tres centrales duros, fuertes y contundentes. Y no es el caso de Alba, que tiene otras virtudes, también muy importantes. Alba ha insistido en que "yo no he machacado a Luis Enrique, simplemente he dicho que, como todos los jugadores, me gustaría jugar más".

Alba sabe que sigue siendo titular en el Barça

Ahora los medios que escriben con la bufanda del Real Madrid puesta sostienen que Jordi Alba aplaude con las orejas la decisión de Luis Enrique de dejar el Barça y dicen que Jordi Alba reclama más minutos, cuando lo unico que ha dicho es que "cuando juego no le pido explicaciones a Luis Enrique y cuando no juego tampoco". Pero la barcelonitis puede con ellos. Es un complejo, por lo visto, incurable, y se lanzan de cabeza buscando un follón fuera cuando en realidad sólo existe en su perversa imaginación. Ni Jordi Alba pone malas caras en los entrenamientos del Barça, como sostienen, ni Alba está cabreado ni ha perdido el diálogo con Luis Enrique, que tiene la puerta abierta de su despacho para cualquier reclamación, ni se hubiera planteado la marcha del club si el técnico asturiano hubiera decidido seguir, ni ha hecho ningún comentario a sus compañeros de selección sobre su situación en el Barça. Entre otras razones porque sabe que, aunque no juegue algún partido, sigue ostentando el rango de titular. Otra sucia mentira de los vendedores de humo blanco para tapar sus miserias más inconfesables.    

Deja tu Comentario