2015-01-29 14:01 FC Barcelona Por: Administrador

La sucia redacción del acta de Gil Manzano



Fede Peris

En el Atlético de Madrid están muy molestos con el árbitro de anoche, a pesar de inventarse un penalti de Mascherano que no existió, a pesar de anular un gol a Neymar que era legal, a pesar de un agarrón a Iniesta dentro del área que no fue señalado, a pesar de que tres jugadores del Atlético no debieron llegar al descanso por sus agresiones... Y a pesar, sobre todo,  de la bondad que mostró Gil Manzano en la redacción del acta describiendo el zapatazo que envió Arda Turan al árbitro asistente.



"En el minuto 48 el jugador (10) Turan , Arda fue amonestado por el siguiente motivo: lanzar su bota fuera del terreno de juego en señal de disconformidad". Así ha descrito Gil Manzano en el acta el suceso de Turan, que fue una agresión pura y dura contra el árbitro asistente. Gil Manzano ya no se atrevió a castigar al jugador turco como merecía en el terreno de juego, y le enseñó la tarjeta amarilla equiparando su acción a la de Messi, que también fue amonestado por lanzar un balón fuera del terreno de juego.

Si Gil Manzano le solucionó problemas al Atlético evitando la expulsión de Arda Turan por intento de agresión al linier, el club colchonero debe estarle eternamente agradecido también por su redacción del acta. Si llega a hacer constar lo que todo el mundo, menos él, vio en el campo, estaríamos hablando de un castigo a Arda Turan de tres meses de suspensión.

En apenas tres días hemos visto cómo los árbitros se han mostrado indulgentes con el Real Madrid (agresión de Cristiano Ronaldo) y Atlético de Madrid (zapatazo de Turan) en la redacción de sus actas. Es otra forma sibilina de falsear la competición.



El antecedente

Dani Benítez, jugador del Granada en la temporada 2011-12 fue suspendido por el Comité de Competición por tres meses, aplicándole la sanción mínima, por lanzar una botella contra el árbitro Clos Gómez.  A Arda Turan podrían haberle caido también tres meses de suspensión, y sólo la benevolente redacción del acta arbitral lo ha impedido. Y todo gracias a la costumbre de los colegiados de influir en las decisiones del Comité de Competición manipulando la realidad de los hechos en el acta.

 

 


Deja tu Comentario