2011-12-27 21:12 FC Barcelona Por: Administrador

La tirania de Mourinho en el Madrid



Lo demuestra la actitud que tienen los jugadores del Real Madrid cuando salen de nuestro país. Incluso él mismo deja patente que él dicta las normas. él decide con quiénes hablan sus jugadores y aquí no les está permitido hablar. Él predica el ejemplo y sus jugadores le siguen. "Mou" no habla para la prensa del país en el que está el equipo que le paga pero no pierde el tiempo cuando le proponen entrevistas fuera de las fronteras como la que ha concedido para la "BBC". O Iker Casillas, que nunca dice nada pero sí habla para la web del Madrid. Coentrao y Kaká han hecho lo propio en sus respectivos países.

Todos. Nadie se salva de las normas de Mourinho. Y hay que ver como las obedecen sin rechistar. Lo vimos después del último partido del Real Madrid de Liga ebn este 2011. Algunos jugadores se iban de vacaciones, en concreto Ángel Di María y Gonzalo Higuaín, y fueron algunos periodistas a despedirlos. Higuaín aún tuvo la educación de decir "sí", a que se iban de vacaciones. Di María siguió andando, mirando al suelo, como si fuera un dios. Un dios a las órdenes de Mourinho. Bueno sí, les preguntó a los cámaras si "no tenían suficiente".



Palabras que por cierto resultan algo familiares. Es lo que dicen los personajes de las revistas del corazón cuando no cobran una entrevista. Quizás no sea tanta tiranía y sí más la racanería de las "estrellitas" del Madrid. Puede que no sea ninguna de las dos cosas y tengan razón los periodistas de la caverna mediática, en concreto un artículo del diario "AS" que tantean el hecho de que quizás sólo realicen declaraciones allí donde están sus seres queridos, y estos no son los aficionados blancos. Razón también de mucho peso que puede aportar algo más de luz al asunto.

Sea como sea, es Mourinho el que redacta las reglas, el que les prohíbe hablar para los medios de aquí. ¿Será por miedo a la prensa? ¿Será que no pagan las entrevistas? ¿Será que pasan de sus aficionados? Puede que sea porque Mourinho tiene pánico a los periodistas y prefiere apartar a sus jugadores del "enemigo". Estos, como tampoco cobran por declarar, pasan de hacerlo porque, al fin y al cabo, sus aficionados les dan igual.


Deja tu Comentario