2015-12-20 12:12 Por: Administrador

La transmisión de Tele 5 no estuvo a la altura del Barça



Tele 5 no ha estado a la altura de la importancia del torneo ni de la grandeza del FC Barcelona logrando el quinto título del año 2015. La primera falta de respeto es desprestigiar la competición no desplazando a los comentaristas al escenario de la final. Como no era el Real Madrid el finalista, no era necesario gastarse el dinero en desplazamientos. Para el Barça ya basta con que los comentaristas expliquen a los aficionados lo mismo que están viendo a través del monitor. Luego, la retransmisión en sí fue otra falta de respeto al Barça y a la competición. Debía ser que el juego del Barça no era suficientemente atractivo para ellos o que no revestía trascendencia que un equipo español se pudiera proclamar campeón del mundo. Lo cierto es que, especialmente Manu Carreño y Kiko Narváez dedicaron muchos minutos, demasiados, a hablar de sus cosas, de temas que nada tienen que ver con el partido. Que si un lesionado amigo de padel, que si el peso que tiene el Cholo Simeone en el Atlético... Al margen de dedicarse a ver fantasmas en el primer gol de Messi, en el que se empeñaron en descubrir una mano que no existió, y buscando penaltis en el área del Barça con la misma facilidad que los descartaban cuando se producía un derribo en el área argentina. El punto álgido de la narración llegó cuando Kiko Narváez llegó a decir: "me preocupa que Messi, Suárez y Neymar se lleven tan bien...". Hasta el propio Manu Carreño le tuvo que preguntar, sorprendido: "¿Te preocupa?". Claro que le preocupa. No es bueno que el Barça arrolle en España y en el mundo. Y menos bueno todavía es que el Real Madrid no gane nada. Otro momento "brillante" de Kiko Narváez fue cuando dijo: "es una mala noticia para el fútbol mundial que este quipo no pierda el hambre por ganar..." Habría que preguntarle a él qué entiende por mala noticia. Lo que los aficionados barcelonistas entendieron es que conviene desconectar también de Tele 5 y sus comentaristas. Y de todas aquellas cadenas que entienden que su audiencia es exclusivamente madridista. El colofón de la transmisión fue penoso, anunciando su despedida antes de que el Barça recibiera el trofeo. Y en cuanto lo recibió Iniesta, despedida y cierre. El pueblo español no merece ver a los jugadores del Barça contentos de alegría y mostrando su júbilo por la demostración de que son los mejores jugadores de este planeta. Tele 5 le ahorró a su audiciencia tamaño sufrimiento. Esas cosas las reserva para el Real Madrid. Entonces sí. Todos a tragar.

Deja tu Comentario