2013-04-05 12:04 Real Madrid Por: Administrador

La UEFA prepara la cacicada suprema contra el Madrid



Tanto Ramos como Alonso desplazaron el balón con el juego parado durante el partido, una acción que supone, según el reglamento, tarjeta amarilla. La acción del tolosarra ni siquiera fue captada por las cámaras de televisión, y la del sevillano se vio claramente: Sergio le pega una patada al esférico por enfado. El árbitro Moen no ha reflejado en su acta que ninguna de estas acciones sean constitutivas de sospecha por premeditación. Pero parece que nada de esto importa si es el Madrid el equipo al que se le pueda desangrar.

Sin embargo, gran parte de medios reflejaron estos hechos en el post partido. Aunque se acepte que Ramos y Xabi pudieran forzar la amarilla para pasar limpios a semifinales, es algo que lleva haciéndose sistemáticamente toda la vida y que nunca o casi nunca es sancionado. ¿Por qué hurgar entonces? Porque es el Madrid.



La UEFA espera para tomar una decisión, pero incluso en el caso de que decida no actuar, no estaría todo dicho: "Aún no se ha tomado ninguna decisión. El Comité espera los informes arbitrales. Pero aunque no indicaran nada, aún cabe la posibilidad de que Control y Disciplina actúe de oficio", afirman fuentes del estamento al diario AS. Vamos, una amenaza en toda regla.

Ramos y Xabi Alonso ya fueron protagonistas por un suceso similar hace dos campañas, también en Champions y en Ámsterdam contra el Ajax, aunque en aquella ocasión quizá sus acciones fueron más evidentes. La UEFA no les sancionó. Si ahora decidiese hacerlo, a ambos podrían caerles hasta dos partidos, por lo que se perderían las semifinales. Una cacicada en toda regla destinada a dinamitar las posibilidades del equipo en la penúltima ronda del torneo. Crucen los dedos.






Deja tu Comentario