2013-01-30 16:01 Real Madrid Por: Administrador

La última cacicada de la LFP con el Clásico de fondo



El Madrid había pedido que el choque se adelantara, ya que el día 5 de marzo, martes, afronta la ida de los octavos de final de la Champions League frente al Manchester United. El Madrid-Barça está planificado para el sábado 2 de marzo, con lo que los merengues sólo tendrían dos días de descanso entre ambos partidos.

La LFP, sin embargo, ha desestimado la solicitud alegando que cambiar de fecha el partido supondría un perjuicio a terceros, ya que se tendrían que modificar los horarios y días de otros encuentros de esa jornada. Una excusa un tanto absurda y poco convicente, dado que aún queda mucho tiempo como para que no se pueda reconducir la organización de esa jornada de forma cómoda.



Es cierto que haber adelantado el Clásico liguero al viernes 1 habría supuesto otro problema, ya que el miércoles de esa semana Madrid y Barça afrontarán la vuelta de semifinales de Copa en el Camp Nou. Pero de esta manera los culés disfrutarán de un día de más para preparar su partido europeo. Los blancos, sin embargo, se tendrán que fastidiar. Una vez más.


Deja tu Comentario