2013-04-30 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

La última gran mentira de Mourinho



Dijo ayer Jose Mourinho ante los periodistas: "Somos tan puros y tan inocentes que Lewandowski hizo cuatro goles y no le hicimos una falta. A Cristiano le hicieron cinco faltas en diez minutos".

El diario As se encargado de sacarle los colores pillándole una vez más en un renuncio. Tan falso es que el Real Madrid no cometió ninguna falta sobre Lewandowski en el partido de ida como que a Cristiano le cosieran a patadas. Pero calumnia, que algo queda. Es el lema con el que Mourinho va por la vida. Mentiras y más mentiras.

Según la información que hoy publica el diario As, en los diez primeros minutos de Dortmund al Madrid le señalaron dos faltas en contra: una de Khedira a Gündogan a los cuatro minutos y otra de Ramos a Lewandowski a los nueve minutos. Incluso el árbitro le perdonó otra a Khedira sobre Götze. Primera mentira: a los nueve minutos el Madrid hizo su primera falta sobre Lewandowski. Segunda mentira: a los diez minutos Cristiano no recibió cinco faltas porque la primera infracción del equipo de Dortmund sobre él no llegó hasta el minuto 17, cuando Schmeizer cargó sobre Sergio Ramos. La primera falta sobre Cristiano Ronaldo no llegó hasta el minuto 22.



 En el global de los 90 minutos, los "inocentes" jugadores del Real Madrid cometieron 13 faltas, por 11 del Borussia Dortmund. ¿Dónde está la agresividad que no vio el técnico de nacionalidad portuguesa en los suyos? Lewandowski, el que no recibió una sola falta de la defensa blanca, fue objeto de tres acciones que el árbitro sancionó como infracción. Y, curiosamente, Cristiano Ronaldo, al que "a los diez minutos ya le habían hecho cinco faltas", recibió en realidad dos a lo largo de los noventa minutos. Además, Sergio Ramos fue el jugador que más faltas cometió durante el partido. Curiosamente, su amigo Pepe no cometió una sola falta.
 
¿Se puede ser más mentiroso? ¿Tomará Mourinho por imbécil a su audiencia? ¿O realmente se cree sus propias mentiras? Una pena que un profesional como él necesite recurrir a las falsedades para construir un discurso con el que ya no engaña a nadie. En todo caso sólo se engaña él.
 

Deja tu Comentario