2013-03-20 17:03 Real Madrid Por: Administrador

La ultraderecha francesa ataca a Benzema



En unas declaraciones hechas por Benzema a RMC en su país, Benzema, que está concentrado con el resto de sus compañeros, se mostró molesto con el tema: "No tengo que cantar el himno y no por eso me gusta más o menos la selección. Nunca he cantado en mi vida y no lo voy a hacer ahora. Por no hacerlo no voy a dejar de marcar un hat-trick, pienso yo", dijo.

No parece ésta la mejor manera de motivar a una de las esperanzas que Francia tiene para intentar doblegar a España el próximo martes y clasificarse de forma directa para el Mundial. Desde luego, entre críticas y polémicas, está claro que en su propio país no saben explotar las características y la calidad del ariete galo, que sí saca a relucir en el Real Madrid.



"Amo a la selección, no entiendo cómo se puede cuestionar eso. Es un sueño representar a Francia, pero nadie me va a obligar a cantar. No veo cuál es el problema. Zidane, por ejemplo, tampoco lo cantaba. En el estadio también hay aficionados que no lo cantan. Lo importante es que estemos unidos", añadió Benzema.

Críticas de la ultraderecha

Estas palabras de Benzema en defensa propia han sido rápidamente contestadas por sectores de la política francesa que no son, precisamente, anchos de miras. Sin ir más lejos, la ultraderecha le ha atacado severamente, haciendo, como decimos, un flaco favor al país que dice defender.



"El Frente Nacional condena esta actitud insultante que ensució una vez más la imagen de la selección francesa (...) Es un desprecio inconcebible e inaceptable por parte de un mercenario del fútbol, que cobra 1.484 euros a la hora. Jugar para el equipo de Francia, es principalmente representar a su país, es afirmar su orgullo de ser francés, es llevar dignamente sus valores y símbolos entre los que destaca el himno nacional. Cantar La Marsellesa es una necesidad para cualquier atleta cuando se tiene el honor de representar a la nación al más alto nivel", explica este partido en un comunicado. Lo que hay que leer.



Deja tu Comentario