2016-05-30 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

La Undécima tapa el Annus Horribilis del Real Madrid



La consecución de La Undécima el pasado sábado en Milán ha servido de cortina de humo para tapar la serie de despropósitos vividos este curso en el Real Madrid. Un ‘Annus Horribilis’ que pudo ser hecatombe total si se llegan a quedar a cero otra temporada más. Pero la lotería de los penaltis, además del capote del colegiado al no anular el gol de Ramos en la final por claro fuera de juego, permitió esconder debajo de la cama todos los ridículos episodios que se fueron sucediendo desde el inicio en el club blanco. Porque el Real Madrid empezó de muy mala manera la temporada al escoger como entrenador a Rafa Benítez. El madrileño llegó con la vitola de técnico estricto y cuidadoso con la táctica y la forma física de los jugadores, pero sus teorías nunca convencieron entre las estrellas madridistas. Sus constantes incidentes con los jugadores, su juego defensivo y amarrategui y los malos resultados cosechados le hicieron tomar la decisión a Florentino Pérez de despedirlo a mitad de temporada, por el mes de enero. Entre medio de ese descalabro en el que se convirtió el Real Madrid, hay que hacer alusión a muchos sucesos lamentables e incluso bochornosos, que no están a la altura de un club como el Madrid. En verano, el no fichaje de De Gea fue motivo de burla por parte de muchos aficionados al fútbol. Todo el periodo de fichajes mareando con la llegada del español para que luego el United se la jugara en el último instante y lo anulara todo. La justificación del club, diciendo que el fax no había funcionado, no hizo más que generar más risas entre sus detractores.

Cheryshev, Danilo y el 0-4 que nunca olvidará el Madrid

Todo lo anterior queda en nada con lo que le pasó al Madrid en la Copa del Rey. En Cádiz se vivió uno de los mayores ridículos que se recuerdan en toda la historia blanca. Cheryshev incurrió en alineación indebida y el choteo de la gente no tardó en llegar. El Madrid fue eliminado, mientras los seguidores del Cádiz contagiaron a media España de su guasa particular y se rieron del asunto durante meses. El ‘Cheryshev, te quiero’ quedará en la memoria de todos los culés, que levantaron esa Copa. El fiasco de Kovacic y Danilo también es reseñable. Los 30 millones por el lateral brasileño aun no se explican. Carvajal acabó imponiendo la lógica y dejando en el banquillo a uno de los caprichos de Florentino. Por último, pero no menos importante, fue la nueva exhibición del Barça en el Bernabéu. Un 0-4 con Neymar, Iniesta y Suárez por partida doble como goleadores, en un baño futbolístico clave para la consecución de la Liga, y con Messi de suplente. Año de ridículos que, aún con la Champions, no se puede obviar.




Deja tu Comentario