2016-01-28 14:01 Real Madrid Por: Administrador

La única ilusión que le queda al Real Madrid es Neymar



Fuera de la Copa del Rey, con un pie fuera de la Liga BBVA y con excasos argumentos para aspirar a la Champions League, al Real Madrid no le queda más ilusión que Neymar. Como cada temporada, la corte de vendedores de humo que forman parte de la orquesta de gaiteros mediáticos de Florentino Pérez se encargaron de hablarnos del sextete y del triplete que otro año más iba a conquistar el Real Madrid este año con un entrenador de la casa y madridista. En el mes de enero no queda ni rastro del entrenador madridista, ni del sextete ni del triplete, algo que el Real Madrid no ha conocido jamás en su centenaria historia. Tampoco queda rastro de la Copa del Rey por un error garrafal imputable a la estructura del club, como el del famoso fax que impidió el fichaje de De Gea, y el rastro del Barça en la Liga también parece perdido.

Se desinfla el globo Zidane

Con el cese de Benítez y la sanción de la FIFA recién aterrizada en el club se hacía necesario en el Bernabéu buscar un argumento para distraer al personal y generar ilusión en donde sólo había espacio para la desolación. Y recurrieron al "efecto Zidane" que, convenientemente manipulado y distorsionado por los peones útiles y siempre dispuestos a retorcer la realidad, pareció levantar el ánimo del madridismo. Lo pintaron muy bonito. Los jugadores sonríen, los jugadores son felices, los jugadores se abrazan, los jugadores juegan mejor... Era la consigna para cambiar el pesimismo que se habia instalado en el club. A falta de más paraguas, la apuesta mediática es por Zidane. Hasta el punto de que aún haciendo el ridículo en el campo del Betis, jugando mal y perdiendo dos puntos, los del dictado relataron el empate como una gesta en la que el Madrid salió reforzado. Lo habitual en estos casos para vestir sus miserias.

Neymar hace feliz al madridismo

Y como el efecto Zidane parece que ya no cuela, por mucho que lo distorsionen los profesionales del maquillaje, el madridismo ha descubierto un nuevo y paradójico argumento para fomentar la ilusión de los suyos. Se trata de un jugador del Barça. Es así, aunque suene increíble. El madridismo vive momentos de felicidad porque dicen por ahí que Florentino Pérez podría fichar a Neymar. Y eso genera felicidad, optismismo y alegría. La felicidad del madridismo, en manos de un jugador del Barcelona, odiado por otra parte, y vilipendiado por los medios de comunicación tan radicales en la defensa del oficialismo blanco como en el azote al Barça. A Florentino Pérez le ha venido muy bien el asunto Neymar. Con eso tapa la eliminación de la Copa, la Liga que se escapa, el pobre rendimiento del equipo y el ocaso de Cristiano Ronaldo, los líos de Benzema... Muchas y malas noticias, pero Neymar lo compensa todo. Dan ganas de ver a Neymar vestido de blanco sólo para comprobar el travestismo de los que ahora lo ponen verde y le acusan de teatrero, provocador, defraudador y mala persona. Si llegara ese día, que no llegará, asistiríamos a la milagrosa mutación del mismo diablo en un angelito.

El cambio de Josep Pedrerol

Por si acaso, Josep Pedrerol, que ha abierto su programa con la noticia del día: "Suárez debió ser expulsado por tocar el balón con la mano", ya sintoniza la nueva onda: "Neymar desborda, sufrió la dureza del Athletic y acabó lesionado... El mejor Neymar... El líder Neymar...¡Qué espectáculo! ... ¡Exhibición!". ¿Y esta mutación? ¿Qué fue del Neymar teatrero y provocador?  Él mismo lo ha explicado: "Sigue sin renovar y el Real Madrid está al acecho". Tregua, por tanto, de momento. Y si no ficha por el Real Madrid y acaba con la ilusion, que se vaya preparando.  

Deja tu Comentario