2015-01-15 20:01 Real Madrid Por: Administrador

La única salida que tiene Messi es el Real Madrid



Sergio Marco

Si Leo Messi quiere abandonar el Barça, no tiene más salida que el Real Madrid. Esta es la pura y dura realidad a la que se enfrenta el jugador argentino tras su pulso con Luis Enrique y sus amenazas de cambiar de aires. Ni Chelsea, ni PSG ni Manchester City ni United. Nadie está en condiciones de hacer frente a una operación que se iría a los 600 millones de euros por seis años (250 millones más IVA de fichaje a los que hay que sumar los ingresos brutos del jugador durante ese periodo).



A Messi no le queda más remedio que hacer las paces con todos a los que se ha enfrentado en los últimos días o plantearse seriamente su fuga al Real Madrid... siempre y cuando el Real Madrid esté interesado en él. Ancelotti ha dicho que "tener juntos a Cristiano y a Messi sería una gran cosa". Y Florentino Pérez le explica a todo aquel que quiere escucharle que "si no le quieren en el Barça, que nos llamen. Todos los buenos futbolistas tienen cabida en el Real Madrid". Pero del dicho al hecho hay un buen trecho y no está claro que al Madrid le pudiera interesar el fichaje de Messi. Por cuestiones deportivas y también económicas.

Messi es más caro que Cristiano Ronaldo y Bale juntos. Al precio de la cláusula de rescisión habría que sumar además sus ingresos anuales, que ahora son de 50 millones brutos en el Barcelona y que, lógicamente, en caso de cambiar de aires, se trataría de aumentarlos.

El problema para Messi es que, al margen del Real Madrid, nadie está en condiciones de pagar esas cifras. Y más con la normativa del fair play financiero impuesta por la UEFA a los clubs que les impide estirar más el brazo que la manga cuando arrastran déficits. Ahora mismo los clubs más solventes para afrontar la operación son, en función del resultado económico de la pasada temporada, el Manchester United (51,9 millones de beneficio), el Real Madrid (38,5 millones de beneficio), el Bayern (26,5 millones de beneficio) y el Chelsea, que arrastra una deuda acumulada de casi mil millones (23,6 millones de beneficio).  Ni PSG, ni Manchester City, que cerraron su último balance con pérdidas, recibirían luz verde de la UEFA para acometer el fichaje.



Aún así, el coste aproximado de 600 millones que tendría la operación pondría en serio riesgo la viabilidad económica de todos ellos. Incluso del Real Madrid, que a pesar de todo, sería el único con suficiente músculo financiero para realizar el fichaje sin pestañear, aunque debería destinar en los próximos seis años el 25% de su presupuesto para amortizar la operación. Demasiado arriesgado.

Sólo la intervención de Adidas, haciéndose cargo, aproximadamente, de la mitad de la operación podría hacer viable el fichaje. Eso lo sabe Messi. O el Barça de por vida o el Real Madrid. No hay más opción para él. 


 


Deja tu Comentario