2013-10-10 15:10 FC Barcelona Por: Administrador

La Unión Europea le parará los pies a Florentino Pérez



Joan Tubau

Una comisión de la Unión Europea está estudiando los chanchullos de Florentino Pérez con la administración por entender que los clubs de fútbol no pueden recibir ayudas públicas, algo que está ocurriendo en el Real Madrid, que vulnera el código de fair play pactado por los clubs europeos y que genera desigualdad en el equilibrio de la competición. Los eurodiputados Ramon Tremosa (CiU) e Izaskun Bilbao (PNV) han denunciado el hecho en Bruselas y una comisión está estudiando la situacin, en la que también se encuentran el FC Barcelona. el Athletic de Bilbao y el Osasuna -los únicos clubs que en España no son sociedades anónimas-, aunque en estos casos, su connivencia con las administraciones públicas nada tiene que ver con la que mantiene el Real Madrid.



La pregunta de los eurodiputados catalán y vasco obtuvo respuesta de Joaquín Almunia, que ha anunciado que ni el FC Barcelona, ni el Athletic ni el Osasuna están siendo investigados. Sólo existen indicios de vulneración de la ley en los casos del Real Madrid y los tres clubs valencianos. Los cuatro están siendo objeto de investigación por parte de Bruselas.

Las sospechas sobre el Real Madrid nacen del pelotazo que Florentino Pérez tiene proyectado con la complicidad del ayuntamiento de Madrid con la permuta de unos terrenos en los que el club blanco quiere levantar un centro comercial y un hotel de lujo. El organismo europeo entiende que el Madrid no puede lanzarse a operaciones millonarias que están vetadas al resto de clubs continentales tirando de la inyección de dinero público. En este caso la valoración del negocio se estima en 200 millones de euros de inicio, cifra que se vería incrementada por los beneficios posteriores que proporcionarán tanto el centro comercial como el hotel.

Ramon Tremosa pide además que cesen los créditos millonarios a los clubs por parte de bancos que a su vez han recibido ayudas estatales. Mientras tanto, el eurodiputado belga Derk Jan Eppink ha solicitado formalmente que se investigue de dónde han salido los 101 millones que el Real Madrid ha pagado por Gareth Bale.

El Real Madrid está en el ojo del huracán. Si en los terrenos de juego recibe trato de favor de los árbitros, en los despachos encuentra la complicidad de las administraciones, que no dudan en inyectarle dinero público para que el presidente Pérez pueda hacer realidad sus sueños megalómanos. Europa empieza a cansarse de enviar dinero a los bancos españoles para que sea luego destinado a los grandes fichajes de Florentino de dudosa rentabilidad deportiva y económica.



La época galáctica del Real Madrid está a punto de llegar a su fin. Europa no va a consentir que el club blanco participe en la competición con las cartas marcadas. Todos son iguales ante la ley. Eso no ocurre en el fútbol, pero acabará siendo así.

 

 

 

 





Deja tu Comentario