2017-03-29 08:03 El Soplo Por: Administrador

La verdad que se esconde detrás de la sanción de la FIFA a Messi



Pedro Riaño

El pecado original de la desproporcionada sanción que ha impuesto la FIFA a Leo Messi se encuentra en el "desprecio" del futbolista argentino a la gala organizada por la FIFA en el mes de enero para la entrega de los premios "The Best". No se lo han perdonado.



Messi está pagando su osadía. Ni el árbitro ni el asistente se enteraron en el campo de los desprecios que se le atribuyen a Messi y que han servido a la FIFA para descargar sobre el jugador del Barça el peso de su ira con cuatro partidos de sanción rearbitrando el partido según su conveniencia. Messi soltó una exclamación muy común entre argentinos ("la concha de tu madre"), que no deja de ser una exclamación. Si Messi hubiera querido insultar al asistente hubiera utilizado otras opciones que le da el idioma castellano. Pero no lo hizo.

Aún así el peso de la ley ha caído sobre él con la máxima severidad. Pero en realidad no es un castigo a su conducta sobre el campo. Es un castigo a su comportamiento con la gala de la FIFA, un evento que mueve millones de euros, que acapara el interés de los patrocinadores y que exige la presencia en el escenario de las máximas figuras del fútbol mundial. Para la FIFA su gala es tan importante como la final de un Mundial. Messi no acudió y ahora le pasan factura. Su ausencia supuso un contratiempo serio para la FIFA, que es tan consciente de que Leo es el mejor jugador del planeta como los patrocinadores que mostraron su digusto por su ausencia.

Con esta sanción la FIFA pretende amenazar a Messi para que vuelve a su redil. Y también sirve de amenaza para advertirle que, aunque Cristiano Ronaldo, su protegido, vaya a la baja, el próximo The Best puede ser Sergio Ramos, Neymar o cualquiera que no sea él. De momento han conseguido emborronar el historial del mejor futbolista de todos los tiempos. Pero la cosa no quedará ahí y puede ir a más. Por ejemplo, descabalgando a Argentina del Mundial.




Deja tu Comentario