2011-09-25 23:09 FC Barcelona Por: Administrador

Laporta agradece su apoyo a Guardiola



"Mi aprecio por Pep también es infinito. Él y sus ayudantes han hecho grande la decisión de confiar en él como entrenador del Barça", ha dicho Laporta en Facebook, capitalizando así en su persona los éxitos del Barça en su última época y ahora con Rosell y centrando la clave de los triunfos en su decisión de colocar a Pep al frente del Barça.

La postura de Guardiola alineándose en el bando contrario al actual presidente, ha molestado a Rosell y a sus directivos, pero no piensan dar marcha atrás en el proceso iniciado contra el ex presidente. Toni Freixa ha reconocido esta noche a Catalunya Ràdio que "No retiraremos la demanda contra la Junta de Laporta porque la ratificaron los socios". Es la respuesta de la directiva a las palabras de Guardiola: "Laporta está sufriendo mucho y no se lo merece. Me escogieron para entrenar al Barça. Laporta cogió el club en una situación precaria y les debemos mucho porque hicieron cosas extraordinarias. Espero que la gente reflexione. Mi estima por ellos es infinita y me siento triste". 



Freixa ha añadido que "no sólo es el mejor entrenador que podríamos tener, sino que su figura tiene trascendencia. Me parecen muy bien sus opiniones y no tenemos nada que decir al respecto", declaró. 

Reunión Laporta-Guardiola-Cruyff

Por otra parte, se ha sabido que Laporta, Johan Cruyff y Pep Guardiola compartieron mesa y mantel junto con Ferràn Adrià y Manel Estiarte, entre otros, después de la presentación de la campaña azulgrana en la que se promueven los hábitos saludables. Parece evidente que el feeling que Pep mantiene con el ex presidente y el gurú holandés es más intenso que el que caracteriza sus relaciones con Sandro Rosell, de quien la temporada pasada dijo que "no lo conozco mucho, pero ya aprenderá", refiriéndose al desliz que cometió Rosell cuando dijo que el Barça ganaría al Madrid por 5-0 "para no perder la costumbre".



El acercamiento de Laporta a Guardiola, según fuentes del club, no es más que un nuevo movimiento en su política de erosión a Rosell que tiene planificada el ex presidente para defenderse de la demanda que el club le ha puesto. Lo que sorprende es que Pep se preste a estos manejos.



Deja tu Comentario