2011-10-09 13:10 FC Barcelona Por: Administrador

Laporta se enfrenta al juicio por negocios turbios



Tutumlu reclama a Laporta el cobro de un 10 por ciento por su intervención en las operaciones realizadas por el Barça en el país asiático y denuncia que pese a que, "al menos se movieron entre 22 y 23 millones de euros" en diversos eventos, a las arcas del club solo llegaron 6 millones.

El agente FIFA ha llevado a los juzgados al ahora parlamentario catalán, al que acusa de cobrar, a través de su despacho profesional (Laporta & Arbós), al menos "diez millones, que deberían haber sido del Barça, los jugadores y los socios" y desviar otros seis o siete a través de "testaferros" como el periodista e intermediario Joan Patsy.



Según Tutumlu, él fue quien, en 2008, puso a Laporta en contacto con un magnate uzbeko, Miraldil Djalalov, con quien cerró un acuerdo por el cual el Barça disputaría dos partidos amistosos con el Budyonkor FC y enviaría a aquel país a varios de sus jugadores para que participaran en un 'clínic' promocional.

Por ese clínic, los jugadores del Barcelona Lionel Messi, Carles Puyol, Andrés Iniesta y Cesc Fàbregas, entonces en el Arsenal, cobraron 300.000 euros cada uno.

El empresario turco denuncia que en realidad Laporta pactó con los representantes uzbekos el pago de un millón de euros por la presencia de cada jugador y otro millón más por acudir él personalmente a promocionar el fútbol de aquel país. El único que supuestamente cobro el millón íntegro fue el exazulgrana Samuel Eto'o.



Los cinco futbolistas están citados a declarar mañana, aunque evitarán acudir a la Ciudad de la Justicia al haber enviado al juzgado los justificantes de cobro de aquel acto promocional.

Tampoco asistirá Sandro Rosell, actual presidente del FC Barcelona, que también había sido citado para que declarara sobre la cantidad real que el club cobró por el acuerdo con los uzbekos. No obstante, su presencia finalmente no será necesaria, ya que la entidad azulgrana ha aportado la documentación económica requerida por el juzgado relativa a dicha operación.

Pese a que la semana pasada Joan Laporta eludió el embargo de sus bienes por la suspensión cautelar de la ejecución de la sentencia que le obligaba a avalar su deficitaria gestión en el FC Barcelona, los tribunales no le dan tregua.

Mañana tendrá que hacer frente a otro juicio, y a finales de mes deberá acudir a la vista oral sobre la impugnación de la asamblea de compromisarios del Barça de 2010 que votó a favor de que la actual directiva ejerciera la acción civil de responsabilidad contra él y su junta.

El juicio sobre los negocios de Laporta en Uzbekistán ha despertado una enorme expectación. La audiencia será pública, y los medios de comunicación que se desplacen hasta L'Hospitalet de Llobregat podrán seguir en directo la vista por videoconferencia desde la sala de prensa de la Ciudad de la Justicia. EFE

 


Deja tu Comentario