2011-03-23 21:03 Real Madrid Por: Administrador

Las aficiones de Madrid y Barça, divididas en Valencia



Así se ha establecido hoy en la primera reunión técnica celebrada para preparar la final, en la que se estableció un plan de controles progresivos de los aficionados para acceder al estadio y un plan de comunicación entre los diferentes implicados en la organización del partido, informaron a EFE fuentes policiales.

La reunión ha contado con la asistencia de representantes de la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos d'Esquadra, la Policía Local de Valencia, Cruz Roja, Bomberos y Adif. Además, estuvieron presentes representantes de la Federación Española de Fútbol, los dos clubes contendientes y el Valencia CF, propietario del campo de Mestalla donde se disputará el encuentro.



Previsiones
La organización tiene prevista la presencia de cerca de 50.000 espectadores en el estadio, 20.000 seguidores de cada uno de los equipos con entradas distribuidas por sus respectivos, a los que añadirán más de 9.000 que estarán ubicados en la zona central de la tribuna, el anfiteatro y de la grada de general.

Como ya se estableció antes del reparto de entradas, los seguidores del Barcelona se ubicarán en la zona norte del estadio, la más próxima al acceso a la ciudad desde Cataluña, y los del Real Madrid en la zona sur, la que queda más próxima al centro de la ciudad.

Los seguidores del Barcelona tendrán su zona de aparcamiento para autobuses en la zona de la ronda norte y los del Real Madrid en la del paseo de la Alameda. Ambos clubes montarán una carpa, en el caso del Barcelona en la zona de acceso de sus aficionados y en el del Real Madrid en la del viejo cauce del río Turia, donde se ubicó hace dos años la del Athletic de Bilbao cuando jugó la final de 2009 ante el Barcelona también en Mestalla.



"La de hoy ha sido la primera reunión técnica estable a un mes de la celebración del partido e irá acompañada de otras sesiones de trabajo a medida que se aproxime la fecha de su disputa", señalaron las mismas fuentes.

Se espera que la llegada de seguidores del Barcelona se produzca masivamente en la misma jornada del encuentro, mientras que es posible que algunos de los seguidores del Real Madrid adelanten algo más su presencia en Valencia.

El partido se disputará el miércoles de la Semana Santa, en la víspera del inicio de un largo puente festivo y en el centro de una semana de vacaciones escolares tanto en Barcelona como en Madrid.

En una reunión posterior se fijará la hora de apertura de las puertas del estadio, probablemente dos horas y media antes del inicio del encuentro, con la intención de que los espectadores puedan acomodarse con tranquilidad en sus localidades.

Los controles progresivos de acceso al campo afectarán preferentemente a aquellos que tengan que llegar a la zona de tribuna y anfiteatro del estadio, por donde habitualmente acceden los equipos y las autoridades.


Deja tu Comentario