2015-07-17 21:07 FC Barcelona Por: Administrador

Las amistades peligrosas de Joan Laporta



Pedro Riaño

En el debate de TV3, Laporta echó en cara a Bartomeu el negocio ruinoso que hizo con Ibrahimovic. Él lo fichó por 75 millones y Rosell/Bartomeu lo vendieron un año después por 25. Bartomeu intentó justificarlo: "lo vendimos porque lo pidió el entrenador". Pero Laporta se encargó de que no se oyera la respuesta de Bartomeu. No le interesaba. El entrenador que pidió a Rosell que malvendiera a Ibrahimovic era Pep Guardiola, el mismo que un año antes pidió a Laporta que lo comprara.



Y Laporta, que sólo entiende de la historia la parte que le es favorable, no ha querido recordar que Mino Raiola, su amigo, el que le va a traer a Paul Pogba., insultó gravemente a Pep Guardiola, que se supone que viaja en su barco electoral. Laporta no ha medido bien el alcance de su pacto con Raiola para hacer ver que ambos tienen la llave de la llegada de Pogba al Barça -por cierto, ¿necesita el Barça a Pogba por 80 millones?-. No ha calibrado que a Guardiola no le ha gustado que se rodeara de gente indeseable, como él considera a Mino Raiola, y se ha borrado de la candidatura de Laporta. Empezó con un explícito: "no puedo negar mi afecto por Laporta entre todos los candidatos" y ha acabado con un "que gane el mejor".

Normal que se haya distanciado. Al margen de sus críticas feroces a Qatar, país del que Pep no sólo es un firme defensor, sino uno de sus embajadores por el mundo, a Guardiola no le ha sentado bien que su amigo Laporta intimara con Mino Raiola tratando de organizar un nuevo vodevil al estilo del de la farsa de David Beckham en 2003. Es normal que ambos se lleven bien, porque han acordado el trato en condiciones muy ventajosas para el representante, que en su momento ya se llevó tres millones del Barça de Laporta por su "trabajo" de ayudar a Ibrahimovic a adaptarse a la ciudad condal. Asi de generoso es Laporta. Mino Raiola quiere el 10% de la operación de Pogba y Joan Laporta se lo ha prometido. Pagando el Barça, naturalmente. Pero Guardiola no ha olvidado frases como "Guardiola es un mierda como hombre" o "Guardiola es un demente".
Raiola desveló que Ibrahimovic amenazó a Guardiola con darle una hostia, y Bartomeu lo ha explicado con claridad: echar del Barça a Ibrahimovic y Raiola era una necesidad. Había que elegir entre la estrella sueca y su turbio agente y el amigo de Laporta. El tándem Rosell/Bartomeu apostó por el amigo de Laporta que, por lo que se ve, cada vez es menos amigo.


Deja tu Comentario