2015-02-25 19:02 FC Barcelona Por: Administrador

Las aventuras y desventuras de un recluso llamado Núñez



Fede Peris

Josep Lluis Núñez, ex presidente del FC Barcelona de 1978 a 2000, es ahora un miembro más de la población reclusa española, junto a su hijo, en la cárcel de Quatre Camins. Un recluso más que hasta ahora se ha beneficiado del privilegio del Tercer Grado desde el 23 de diciembre, lo que le ha permitido desde entonces hacer vida normal en libertad, aunque con la obligación de ir a dormir al centro penitenciario.

Núñez fue condenado a una pena de dos años y dos meses por el caso de sobornos a inspectores de Hacienda que controlaban los datos de su empresa, Núñez y Navarro. El caso, que se inició hace quince años, llegó a su fin con la entrada en prisión de Núñez y su hijo el 16 de noviembre después de recursos y más recursos presentados con el fin de evitar lo inevitable. Las peticiones de indulto no fueron atendidas por entender el juez que ni Núñez ni su hijo habían dado "la menor muestra de arrepentimiento y contricción" ante los hechos que se les imputaban y que en todo momento negaron.



A poco de ingresar en la prisión de Quatre Camins, los abogados del ex presidente del FC Barcelona consiguieron obtener el Tercer Grado para padre e hijo, lo que les permitía hacer vida normal y les obligaba a acudir cada noche a prisión para dormir ahí. Sin embargo, la posición de privilegio de los Núñez causó indignación entre el resto de reclusos, que llegaron a amenazar con un conato de motín si el ex presidente blaugrana no recibía el mismo trato que los demás, dado que no es habitual que en apenas un mes de estancia en la cárcel un preso consiga el Tercer Grado.  La Fiscalía recurrió por entender que no se dan en los condenados las circunstancias que justifican esta medida de gracia que implica régimen de semilibertad y ahora el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 6 de Cataluña ha revocado el Tercer Grado. Por tanto,  Núñez y su hijo deberán volver a vivir las 24 horas del día entre rejas y no gozaran del privilegio de disfrutar del estatus de semilibertad pasando la jornada en su domicilio.


Deja tu Comentario