2011-06-27 13:06 FC Barcelona Por: Administrador

Las compañías peligrosas de Guardiola



En el alto mando blaugrana se entiende que Pep puede ser amigo de quien le dé la gana, pero su exposición ante los medios de comunicación con Johan Cruyff jugando a golf y compartiendo mesa y mantel no han gustado nada. Es sabido que las relaciones entre Johan Cruyff y Sandro Rosell no son precisamente buenas. El origen de este desencuentro hay que buscarlo en 2003, cuando Rosell ejercía de vicepresidente deportivo de Joan Laporta. Johan se ha mostrado siempre crítico con la gestión de Rosell e incluso fue a las oficinas del club a devolver la insignia de oro que Laporta le había entregado como presidente de honor.

Por todos estos antecedentes, Sandro Rosell y su entorno más próximo no acaban de entender que Guardiola presuma de amistad pública con Johan Cruyff, especialmente porque, salvo Cesc, esta directiva le ha dado todo lo que ha pedido y le ha ofrecido incluso la posibilidad de renovar su contrato hasta que la actual junta cumpla su mandato dentro de cinco años. No se trata de prohibirle su amistad con Johan Cruyff, pero sí de que la lleve con más discrección. Lo contrario suena a provocación.

 



Player Video...
//

Deja tu Comentario