2013-10-10 14:10 FC Barcelona Por: Administrador

Las contradicciones de Siro López con Pedrerol y con Messi



Joan Tubau

Siro López se encendió anoche y dijo: "¿Cómo se puede ser humilde y echar la bronca a un canterano que no te pasa el balón?". Por esta regla de tres habría que retirar la condición de "humilde" a su jefe, Josep Pedrerol, de entre las muchas virtudes que atesora y le adornan. Si para Siro López abroncar a un canterano es signo de soberbia, ¿qué debe ser abroncar en público a un becario que trabaja para él? ¿Sinónimo de generosidad y humildad, quizá?



Leo Messi no deja de ser humilde por reclamar la pelota a quien sea: desde Villa al último canterano pasando por Neymar o Iniesta. Lo hace constantemente porque piensa en el grupo, en el éxito del equipo. Y la historia está ahí para confirmar que, efectivamente, a su equipo le interesa que el balón pase por sus botas porque así tiene más posibilidades de acabar en gol. Pero eso no es una bronca. Hasta con las miradas de Messi han llenado en Punto Pelota horas de programación. Parece que reclamar el balón cuando está solo sea motivo para que le organicen un consejo de guerra al futbolista del Barça que más asistencias da a sus compañeros.

Bronca es lo de Josep Pedrerol con los becarios. Y gestos dignos de ser analizados, los de Cristiano Ronaldo cuando marca.  Ahí sí que no encontrarán humildad, porque un denominador común preside todos sus goles: "yo, yo, yo, y yo". Pero de eso no se ocupan. No les da tiempo. Están todos pendientes de Messi. Y si no, de Neymar.


Deja tu Comentario