2012-03-04 16:03 Real Madrid Por: Administrador

Las gravísimas acusaciones de Piqué merecen sanción ejemplar



Y es que sus declaraciones no se quedaron ahí. "En el descanso le dije al árbitro que era penalti a Keita y el se la ha guardado tengo la sensación de premeditación", añadió el defensa del FC Barcelona después de haber sido expulsado por Velasco Carballo, que se limitó a interpretar el reglamento. La falta fue por detrás en una ocasión manifiesta de gol y siendo el último defensa.

Sin embargo, parece que Piqué tiene su propio reglamento que además le permite rajar contra los árbitros en la zona mixta. Otros jugadores que han hecho lo mismo han recibido su castigo y no estaría de más que el Comité de Competición pusiera en estudio sus palabras para imponerle una sanción ejemplar. Ya está bien de hablar de los árbitros y menos por acciones que son evidentes. Los lloriqueos azulgranas están llegando a extremos inimaginables. ¿No eran el mejor equipo del mundo? Si están donde están, desde luego no es por los árbitros.




Deja tu Comentario