2013-05-18 12:05 FC Barcelona Por: Administrador

Las malas artes de Di María



Edu Soler

Patético. El comportamiento de Ángel Di María en el último tramo del encuentro fue absolutamente reprochable. El extremo argentino se limitó más a tratar de engañar al colegiado que a participar activamente en la ofensiva blanca. 



De hecho, el internacional albiceleste protagonizó una de las jugadas más escandalosas de los últimos tiempos al reclamar un penalti inexistente de Mario Suárez al cortarle una jugada. El colchonero rechazó el esférico con el pecho mientras que Di María corrió en dirección al árbitro para que señalara la pena máxima. Clos Gómez fue acorralado por varios futbolistas merengues pero acertó en su decisión de indicar el punto fatídico. 

A parte de esta acción, el delantero también hizo teatro en la segunda amarilla de Gabi. El jugador atlético le derribó pero Di María se retozó de dolor por el suelo y desde el banquillo tuvieron que decirle que se levantara. Ángel lo hizo rápidamente y puso el balón en juego.

Las malas artes y la poca profesionalidad del argentino quedaron otra vez en evidencia en un choque de alto voltaje que acabó adjudicándose el mejor, el Atlético de Madrid




Deja tu Comentario