2011-10-03 20:10 Real Madrid Por: Administrador

Las mentiras hacen más grande a Lionel Messi



Flaco favor le hace el Barcelona a Messi haciéndole creer que es el segundo máximo goleador de la historia del club y que por delante ya nada más tiene a César. Nada nuevo en la entidad catalana. Van a favor del viento, según sople este, y olvidan que Paulino Alcántara es el futbolista azulgrana que más goles ha marcado en la historia de su club: 357 en 357 partidos. Lo indica hasta la página web del club. 

Pero como decimos, el Barcelona va dando bandazos según le conviene. Los blaugranas sí se contabilizan en el palmarés la Copa de Ferias que hay en el Museu del FC Barcelona (tres títulos), a pesar de ser una competición no reconocida por la UEFA. Ahora bien, los goles de Paulino Alcántara, como llegaron antes de la regulación de los campeonatos, no sirven para la estadística.



Así que, con 194 goles, Messi todavía tiene por delante a Samitier (326), César (294), Kubala (243), Escolà (220) y Arocha (214), contabilizando los tantos de estos futbolistas en competiciones no oficiales en su momento. Tampoco ha superado a Kubala en la competición doméstica (131 goles en 186 partidos del húngaro; 127 en 182 del argentino), a pesar de que si lo ha hecho en el cómputo global de goles en competiciones oficiales (194).

 

La doble moral del barcelonismo



Más allá de las estadísticas que defienda el FC Barcelona, la prensa barcelonista tiene un papel importante en la creación de la leyenda de Messi. Sin la difusión de estos datos y de esos adjetivos Messi sería un gran jugador solo a nivel local. Igual que Cristiano Ronaldo. Pero la diferencia recae en que para engrandecer todavía más al argentino se dedican a tumbar al portugués.

Messi es Dios, mientras que Ronaldo parece ser el mismísimo diablo. Del portugués, que lleva 9 goles en todas las competiciones y 53 la temporada pasada, critican que marca algunos de ellos de penalti y que no se puede comparar la estadística de CR7 (ha anotado tres penas máximas esta campaña) con la de LM10. Sin embargo, critican duramente el hecho de que no se le señalen los once metros a favor del Barcelona. Él hace ademán de tirarse para que le piten alguno. ¿Quién tiraría el penalti? Messi. ¿A quién se le sumarían los goles de pena máxima? Al argentino. ¿Y si resulta que los tiros de los once metros provocan un nuevo récord en la Pulga y en el barcelonismo? Entonces sí que servirán para la estadística los penaltis. Si los mete Ronaldo, son regalos de poca monda.

 


Deja tu Comentario