2012-02-29 23:02 Real Madrid Por: Administrador

Las trampas y engaños de Messi tienen sanción



Pep Guardiola lanzó un órdago el pasado domingo al término del encuentro frente al Atlético de Madrid: "Todo el mundo pide que Messi descanse, pues descansará la semana próxima... como Pepe". El técnico azulgrana, enarbolando de nuevo la bandera de la falsa modestia que tanto propugna, idealizaba e intentaba confundir a los aficionados con una frase locuaz que no hace justicia a la verdad. Sí, Pepe y Messi no jugarán la próxima jornada por acumulación de cartulinas, pero la historia es muy diferente de lo que intenta conseguir Pep.

Las sobreprotección a la que tiene expuesta a Messi en Barcelona es tal que estos pretenden que la justicia deportiva no castigue el engaño, las mentiras y las trampas. El argentino ha recibido 5 cartulinas amarillas y podrían haber sido más. La primera le llegó en la segunda jornada de liga, frente a la Real Sociedad, cuando intentó engañar a Mateu Lahoz simulando un penalti que le dejó, a él y a su equipo en evidencia, no pasando del empate a 2-2 en Anoeta. La segunda cartulina se la mostraron ante el Real Madrid por sus airadas protestas –partido en el que debió de ver la roja por una segunda cartulina amarilla que el colegiado le perdonó por una entrada por detrás a Xabi Alonso-. La tercera cartulina, la cuarta y la quinta tiene el mismo denominador común: el engaño. Espanyol, Betis y Atlético de Madrid iban a ser sus víctimas, pero los colegiados ya saben del pie que coge el argentino, y sus habilidades con las extremidades superiores, sí, con las manos. En los tres encuentros intentó llevarse el balón con las manos y le cazaron.



En Barcelona parece que las trampas son un símbolo de victoria y que estas deberían estar permitidas, pero señores culés, recordemos que estos es fútbol, y no balonmano. ¿A caso Messi no debe ser sancionado por mentir alevosamente y atentar contra la dignidad del fútbol? ¿Es el argentino diferente al resto? No, y por eso no estará ante el Sporting de Gijón en el Camp Nou. Y es que como dice el dicho, se coge antes al mentiroso, que al cojo.


Deja tu Comentario