2011-10-21 15:10 FC Barcelona Por: Administrador

Le buscan las cosquillas a Gaspart



La Asociación de Defensa de los Derechos de los Socios y Socias del FC Barcelona ha anunciado hoy su propósito de forzar la convocatoria de una asamblea extraordinaria para votar la conveniencia de iniciar otra acción de responsabilidad social, esta vez contra el expresidente Joan Gaspart.

Este grupo de socios, el mismo que apoyó la moción de censura contra el expresidente Joan Laporta y la demanda contra él y su junta directiva para que avalasen las pérdidas acumuladas en su primer mandato, atribuyen a Gaspart 100 de los 164 millones de euros de déficit con el que el Barça cerró el ejercicio 2002-03.

"De esos 164 millones de pérdidas, el juez determinó que 100 corresponde al mandato de Gaspart y los otros 64 son pérdidas imputables a la junta de Laporta, que cerró ese ejercicio en esos primeros ocho días de mandato de 2003", ha explicado Manuel Piñeiro, auditor de cuentas de esta asociación de socios barcelonistas.

En la última asamblea de compromisarios, el vicepresidente de la Asociación de Defensa de los Derechos de los Socios y Socias del FC Barcelona, Robert Blanch, ya pidió a la junta que ahora preside Sandro Rosell que se convocara una asamblea extraordinaria para debatir sobre la conveniencia de iniciar nuevas acciones de responsabilidad social.

Esas acciones deben ir dirigidas, a su entender, contra Gaspart, Enric Reina, quien se puso al frente del club cuando el primero dimitió, y el propio Laporta como sucesor del anterior en el cargo.

Entonces, la junta no atendió la petición de Blanch, alegando que este asunto no estaba en el orden del día de la asamblea de compromisarios de 2011, y que el mismo ya se había debatido en la asamblea general del año anterior.

De hecho, en aquella asamblea de 2010, los socios compromisarios ya votaron a favor de iniciar la acción de responsabilidad contra Laporta y su junta directiva por las pérdidas acumuladas en su primer mandato. Un demanda civil que se está tramitando en los juzgados desde hace meses.

Sin embargo, esta asociación de socios considera que el artículo 322.5 del Código Civil Catalán permite a los asistentes a una asamblea solicitar que se convoque otra extraordinaria para votar sobre una acción de responsabilidad sin que este punto esté necesariamente en el orden del día.

"Nuestros abogados se reunirán con la directiva para hacérselo saber y requerirle que convoque una asamblea extraordinaria", ha adelantado Blanch, quien está dispuesto a impugnar en los jugados el acta de la pasada asamblea general de compromisarios si la actual junta no se aviene a aceptar su petición, e incluso a iniciar la recogida de firmas entre los socios para forzar dicha convocatoria por vía estatutaria.

Desde la Asociación de Defensa de los Derechos de los Socios y Socias del FC Barcelona se insiste en que todas las acciones legales que llevan a cabo desde hace años tiene como único objetivo velar por la buena gestión del club.

"La gente siempre pregunta qué intereses hay detrás de nosotros. No les entra en la cabeza que un grupo de socios del Barça, con el único interés de velar por sus derechos, pueda poner contra las cuerdas a una junta directiva, pero es así", ha concluido Piñeiro. EFE


Deja tu Comentario