2014-05-06 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

¿Le ha retirado la palabra Messi a Zubizarreta?



Joan Tubau

Escribe Lu Martín en El País que "Zubizarreta ha sobrevivido a la salida de Rosell con idéntica elegancia a como aceptó la renuncia de Martino hace más de un mes. Y fue sincero en la despedida de Pinto, dos días antes de que se lesionara Valdés, convencido como está de que no es portero para el Barcelona, por mucho que se ofenda Messi, que le ha retirado el saludo". El periodista, que bebe de buenas fuentes cuando se trata de informar sobre Andoni Zubizarreta, ha desvelado la distante relación que mantiene Leo Messi con el director deportivo del club a raíz de su decisión de no renovar a Pinto, una noticia que ha corrido por el vestuario y que ha provocado tristeza en algunos y malestar en otros. Al margen de sus virtudes como portero, Pinto es para todos más que un compañero, un amigo al que todos veneran. Empezando por Leo Messi.



Pero ahora se trata de adoptar decisión decisiones delicadas con el pulso firme, buscando lo mejor para el club y evitando acuerdos de conveniencia que no molesten a nadie. Andoni Zubizarreta está tocado en el FC Barcelona. Existe en la directiva el convencimiento de que su función en el club difiere muy poco del retrato que de él se hace en el programa Crackovia. Un amplio sector de la directiva le cuestiona por su reticencia a fichar un central, una asignatura pendiente en el Barça desde hace dos años, por su fracaso en la negociación con Valdés, por su responsabilidad por el caso de la FIFA y la cantera y por su criterio en cuestión de fichajes. Todos quieren a Courtois y él ha preferido a Ter Stegen. También es cierto que el meta alemán ha costado 12 millones y el belga no aterrizaría en el Camp Nou por menos de 60. La reunión telegrafiada con Luis Enrique en su domicilio de Gavà ha acabado por colmar el vaso de la paciencia de sus detractores, que son muchos en la junta blaugrana.

La cuestión es que Zubizarreta se mueve en territorio enemigo, con tropas hostiles en todos los departamentos del club. Sólo le faltaba ganarse la antipatía de Leo Messi por descartar a un portero de 38 años que nunca ha sido titular en el Barcelona y apostar decididamente por un Barça nuevo, competitivo y fiable.


Deja tu Comentario