2012-01-08 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

Lección de Guardiola a Pochettino



Ocho canteranos alineó el Barça en su formación titular. El Espanyol, que presume de cantera y de modestia, sólo jugó con tres jugadores formados en sus equipos inferiores. Para más inri, el equipo blanquiazul tuvo que echar mano de dos productos de la cantera del Barça, Sergio García y Verdú, para tratar de poner en aprietos al Barça. Al final, más que el Espanyol, su cantera y los ex del Barça, lo que más daño hizo a los hombres de Pep Guardiola fue la calamitosa actuación del árbitro, muy atento a lo que hacían los barcelonistas y con la venda puesta cuando los que actuaban eran los jugadores del Espanyol.

Al margen del resultado, en el que ha sido más decisivo el árbitro que el rival que el Barça tuvo enfrente, el equipo blaugrana se mantuvo en Cornellà fiel a su filosofía de contar con los jugadores de casa.




Deja tu Comentario