2015-01-15 20:01 FC Barcelona Por: Administrador

Lección de humildad: Ni Espíritu de Juanito ni 1-0 en el minuto 7



Joan Tubau

El problema del Real Madrid es su entorno mediático ruidoso. Sus gritos prepotentes y soberbios hacen más ruido que el supuesto señorío que se le presume a la entidad. Son los amigos de Florentino Pérez, los pelotas, los profesionales del masaje incondicional y la genuflexión sumisa. Viven en un mundo virtual. Son los mejores antes de demostrarlo, Y presumen antes de tiempo. Luego pasa lo que pasa.



Tomás Roncero es un claro ejemplo. Hoy explicaba en As que el espíritu de Juanito le había dicho que el Madrid ganaría 3-0. Como el día de la remontada del Borussia. Igual. Y como tantas y tantas veces que venden la piel del oso antes de cazarlo. Y el Atlético no sólo no estaba cazado sino que ha demostrado ser mejor dando un auténtico baño al Real Madrid con fútbol real. La palabrería la han dejado para los demás.

Para realidad virtual la que se montan en torno a este Real Madrid que ofrece más sombras que luces. Pedía hoy Tomás Roncero el 1-0 en el minuto 7 en honor de Juanito y de Cristiano Ronaldo. Son así. Tan superiores que hasta pueden elegir de antemano el minuto en el que quieren iniciar la remontada. Y luego pasa lo que pasa, que pierden más que ganan. Cristiano Ronaldo, por ejemplo, que llegó al Real Madrid para ganarlo todo, ha logrado una Liga y ha perdido cuatro; ha ganado dos copas y ha perdido cuatro; ha ganado una Champions y ha perdido cuatro... 

Y no lo parece. Oyendo a voceros de Florentino Pérez da la sensación de que el Madrid lo gana todo. Pero no. Hoy se ha borrado el Madrid de la Copa para dejar que el mejor equipo madrileño de los últimos años se mida al mejor equipo catalán en cuartos de final. Por cierto, 3-1 con un gran Messi hace apenas cuatro días. 



Es lo que tiene creerse a los espíritus, que te dejan colgado y te engañan. Especialmente cuando detrás Pepe y Sergio Ramos dan tantas facilidades. Y el portero ese que quieren convertir en mejor que Casillas. No le queda mili ni nada a Keylor Navas para superar al entrañable "topo" del Bernabéu. Es lo que tiene un equipo en el que Gareth Bale debería tener más protagonismo, pero no le dejan porque entonces se enfada la vedette presumida y le echa encima al público.

La realidad virtual que han machacado los encantadores de serpientes hablaba de sextete en el mes de julio y agosto. La realidad real del Real Madrid es cruda y dura: este equipo no está para sextetes. Esas cosas están reservadas a los grandes equipos de la historia del fútbol. Y este Madrid no da ni para llegar a cuartos de final de la Copa del Rey.


Deja tu Comentario