2017-01-13 21:01 Leo Messi Por: Administrador

Leo Messi exige explicaciones y las recibe de forma inmediata



Fede Peris Ni a Leo Messi ni a buena parte de la plantilla del FC Barcelona les gustaron las declaraciones de Óscar Grau, director general del club, desautorizando a Piqué por sus quejas arbitrales y añadiendo que el Barça tiene mucho interés en renovar el contrato del argentino, aunque precisando que lo hará con "sentido común". De la misma manera que Messi montó en cólera cuando antes de su última renovación el ex vicepresidente Javier Faus cuestionó la conveniencia de ceder a sus pretensiones (le dijo públicamente que no sabia nada de fútbol y acabó dimitiento), Bartomeu se ha apresurado a darle al crack argentino las explicaciones que reclamaba sobre las palabras de Óscar Grau. Por un lado, el presidente le ha hecho ver a Leo Messi, con la esperanza de que traslade su punto de vista a resto de la plantilla y las aguas se calmen, que al club le ha ido muy bien en los últimos años con su política de alianza con Ángel Villar y la Federación que implícitamente exige respeto a la labor de los colegiados, que dependen de esa federación. El club entiende que declararle la guerra a los árbitros significaría tanto como tenerlos en contra en el futuro.

Óscar Grau dijo más cosas

Y respecto a lo del sentido común, Bartomeu se ha reafirmado en que la situación económica del club no permite hacer locuras, lo que no quiere decir que su renovación no deje de ser un tema prioritario que desea cerrar la directiva cuanto antes. Bartomeu le recordó a Messi que Grau dijo más cosas: "no sería lógico tener al mejor jugador del mundo y dejarle marchar. En la renovación de Messi estamos trabajando desde la parte del sentido común, de la discreción. Tenemos tiempo, le queda un año y medio de contrato. Y como dijo el presidente en su comparecencia ante los medios hay la voluntad firme de que Messi renueve. A nadie se le pasa por la cabeza otra cosa. Pero lo tenemos que hacer con sentido común y que nos encaje. Encontraremos la fórmula, estoy convencido. Por tanto no tiene que sufrir nadie. Es el deseo y me gustaría tranquilizar a los socios y simpatizantes porque cuando tienes al mejor en casa sería estúpido dejarlo escapar pero siempre con sentido común, repito”. Messi escuchó que el club está dispuesto a ofrecerle todo cuando exija, pero para ello habrá que buscar fórmulas imaginativas, muchas de ellas pasan por acuerdos comerciales, que permitan a la tesorería de la entidad hacer frente al coste superlativa que supondrá su renovación  (alrededor de 80 millones de euros anuales). Bartomeu se preocupó especialmente de dejar claro a Messi que el club no tiene dudas sobre su interés en que acabe su trayectoria deportiva en el Camp Nou.

Deja tu Comentario