2014-11-22 23:11 FC Barcelona Por: Administrador

Liderato fraudulento y bajo sospecha del Real Madrid



Joan Tubau

Si a alguien le quedaba alguna duda, hoy ha podido despejarla. El primer gol del Real Madrid en Ipurúa ante el Eibar ha sido sencillamente escandaloso. Fuera de juego de Benzema al recibir el balón de Cristiano Ronaldo y fuera de juegue de éste cuando centra para que James abra el marcador.  No uno, ¡DOS FUERAS DE JUEGO! Eso, que en el campo lo vio todo el mundo, se negó a verlo Fernández Borbalán, que está obligado a pedir disculpas al equipo local porque si no ve eso es que no está capacitado para ser árbitro. Lo contrario obligaría a pensar que sabía muy bien lo que hacía cuando decidió mirar hacia otro lado para no ver nada.



Lo cierto es que entre el primer gol que abría la cuenta y el absurdo penalti sancionado al final para que Cristiano Ronaldo presuma de goles (¿por qué no presume de penaltis?) la jornada ha servido para confirmar que esta Liga está siendo falseada y que el liderato del Real Madrid está bajo sospecha y es fraudulento. Así, jugando con 12, es fácil presumir de liderato. Y con compañeros de equipo como Fernández Borbalán, Cristiano Ronaldo no llegará jamás a batir el récord que hoy a pulverizado Leo Messi, pero sí podrá ganar todos los pichichis que quiera. Faltaría más. Y si hasta ahora el 20% de sus goles son de penaltis, la cifra subirá lo que haga falta con tal de que la vedette portuguesa pueda sacar pecho haciendo ver que es tan bueno como Messi. El gran simulador.

Y así, a base de decisiones arbitrales sospechosas y claramente favorecedoras, el Real Madrid se mantiene firme en el liderato de la Liga y Cristiano Ronaldo exige a gritos que le den el Balón de Oro.

 
 

Deja tu Comentario