2016-03-20 17:03 Real Madrid Por: Administrador

La Liga está preparada para el Barça: robo al Villarreal



Este domingo 20 de marzo se ha vivido un espectáculo arbitral bochornoso en El Madrigal. El colegiado del colegio murciano, Sánchez Martínez, ha favorecido de forma evidente al equipo visitante, el FC Barcelona, que tras la derrota del Atlético de Madrid contra el Sporting de Gijón necesitaba una victoria para aumentar su ventaja y así no sufrir en su próximo encuentro: el Clásico.

En el minuto 23 de partido, el árbitro ha perdonado la expulsión a Gerard Piqué, ya no por doble amarilla (que también podría haber sido así), si no por tarjeta roja directa. El catalán ha cortado un contraataque del Villarreal haciendo uso claramente de la mano y parando el esférico en la cara del colegiado. La expulsión habría dejado con diez al Barça durante 70 minutos, y habría hecho que el catalán se perdiera la siguiente jornada, es decir, el encuentro ante el Madrid.



El Madrigal no se ha callado y ha protestado mucho esta jugada. El técnico groguet, Marcelino García, en su ímpetu por quejarse de la ocasión, ha sido expulsado y se ha pasado el resto del partido en la tribuna.

Además, después de no expulsar a Piqué, Sánchez Martínez ha castigado al Villarreal en el minuto 40 por un penalti que no existía de Sergio Asenjo sobre Neymar. El brasileño no ha fallado  y ha marcado el segundo tanto azulgrana. Los aficionados del submarino amarillo, furiosos, no han dudado en pitar y en corear “¡Manos arriba, esto es un atraco!”.

Ha sido todo un escándalo.




Deja tu Comentario