2013-12-17 16:12 FC Barcelona Por: Administrador

Lío diplomático a la vista en el Barça-Manchester City



Joan Tubau

Es tanto el rencor y el odio que les separa que ni las más elementales normas de protocolo y fair play conseguirán que Sandro Rosell acepte sentarse en una mesa con Ferran Soriano. Ambos compartieron como vicepresidentes dos años del mandato de Joan Laporta. Y acabaron enfrentados. Uno tenía el mando económico del club y el otro el deportivo. Sus posturas fueron tan irreconciliables que la incompatibilidad con Soriano fue una de las numerosas causas que obligaron a Rosell a abandonar la nave de Laporta a los dos años de mandato.



Las heridas no se han cerrado. Rosell no ha olvidado y no ha perdonado. Y ahora Soriano se presentará en Barcelona dispuesto a compartir con la directiva barcelonista la comida de hermandad clásica que une a los responsables de los equipos que se enfrentan en la Champions League.

Rosell ya ha advertido a sus más allegados que sólo acudirá a la comida del partido de ida, que organiza el Manchester City, si acude el dueño del club, que sería el equivalente al presidente del FC Barcelona, aunque el City no sea una sociedad anónima. El dueño del club inglés es el jeque de Dubai Sulaiman Al-Fahim. Y sólo si éste convoca la comida de directivas en Manchester y asiste Rosell acudirá a la misma. Si la máxima autoridad del City es Soriano, Sandro Rosell delegará en sus directivos y en su colega Antoni Rossich.

Lo que suceda en la organización de la comida del partido de ida tendrá amplia repercusión en la comida que deberá montar el FC Barcelona en el Camp Nou. Si al primer ágape no acude el jeque, Rosell tampoco asistirá a la comida de Barcelona y dejará a Soriano en compañía de directivos de menor rango que el presidencial y con empleados como Rossich, que ostengan en el Barça el mismo cargo que el desempeña en el Manchester City.



Ni el tiempo ni la distancia han curado las heridas que separan a Sandro Rosell de Ferran Soriano. Y el sentimiento es mútuo. Tampoco habrá caida en esa comida para Txiki Begiristain, otro que acabó enfrentadísimo con el actual presidente del FC Barcelona.


Deja tu Comentario