2015-06-10 20:06 Real Madrid Por: Administrador

Llamada de Benítez a Iker y Ramos: "Vamos a llevarnos bien"



Esta semana el nuevo técnico merengue se puso manos a la obra y llamó a los dos capitanes para aclarar las cosas. En la conversación Benítez pudo saber de primera mano los problemas que tanto Ramos como Casillas encuentran actualmente en el Real Madrid y también su situación y futuras intenciones con respecto al primer equipo blanco.

El madrileño sabe de los problemas internos del club y su intención es la de ser el pacificador. A ambos capitanes les ha transmitido calma y la firme decisión de que cuenta con ellos tanto para rendir sobre el césped como para que hagan de interlocutores con sus compañeros. Ellos dos junto a Cristiano Ronaldo, desparecido de vacaciones, son los cimientos sobre los que se sotiene la banqueta madridista y los primeros a los que sus compaños miran cuando las cosas no van bien.



La idea de benítez es cambiar varias cosas, restablecer el orden dentro del vestuario y tratar de apagar fuegos como los creados con Casillas en el último año de Mou y que no se han extinguido aún en la etapa Ancelotti. El nuevo entrenador blanco también sabe que para muchos el despido de Carletto ha sido un gran varapalo y no lo entienden. Ante esto tratará de conseguir que dichos futbolistas más reacios al cambio en el banquillo se pongan de su parte en las próximas semanas utilizando la psicología. 

Además lo conseguirá tal y como es él: serio, disciplinado y metódico pero también respetando en todo momento a sus hombres. Una de las peticiones claras de Florentino Pérez al firmar el contrato fue que debía recuperar la jerarquía del entrenador dentro del banquillo, algo que parecía se había desvanecido con el italiano. 

Rafa Benítez aceptó el reto y está dispuesto a cumplirlo. En sus primeras semanas ya ha hablado más con Casillas que Ancelotti en dos años, algo está cambiando. 




Deja tu Comentario