2013-08-02 10:08 FC Barcelona Por: Administrador

Llega Bale y Cristiano puede huir



Joan Tubau

Hace un año por estas fechas Cristiano Ronaldo estaba triste. Ahora vuelve a estarlo. Florentino Pérez no acaba de dar luz verde a sus pretensiones económicas para renovar su contrato con el Real Madrid y, paralelamente, se gasta 120 millones por un futbolista que no es el número uno del mundo, ni el dos, ni el tres, ni el cuatro, ni... Gareth Bale es un grandísimo jugador, posiblemente uno de los diez mejores del mundo. Sólo eso. Y a Cristiano Ronaldo, que pelea con Leo Messi por el trono mundial, le duele que su presidente le niegue el contrato que él piensa que se merece mientras tira la casa por la ventana por un futbolista que está muy lejos de su nivel.



Neymar ya demostró en la Copa Confederaciones que tiene categoría para discutirle al mismísimo Messi su reinado en el planeta fútbol. Aún así, ha llegado humilde, con la sana intención de ayudar a Messi a seguir siendo el mejor y echando flores sobre todos sus compañeros. No tiene prisa, confía en sus posiblidades y sabe que el tiempo acabará poniéndole en su lugar.

El caso de Bale es distinto. Ha costado mucho más que Cristiano Ronaldo sin estar a su nivel, ya que, por ejemplo, a sus 24 años jamás ha estado nominado entre los 23 finalistas del Balón de Oro, un detalle que sitúa su verdadero valor en el ranking del fútbol mundial. De hecho, el madridismo está convencido de que Isco, por ejemplo, ofrecerá más rendimiento que el galés. Pero el problema que se le presenta a Florentino es que el Real Madrid podrá presumir de tener al futbolista más caro de la historia, pero podría perder a su buque insignia, Cristiano Ronaldo, que no dará facilidades en su renovación y que va a exigir cobrar más, mucho más que Bale. Cristiano entiende que Florentino no tiene problemas de dinero y, si es capaz de pagar 120 millones por una medianía, puede hacer un esfuerzo para doblarle su ficha, que él entiende que ha quedado muy desfasada.

El jaleo en la Casa Blanca está servido. No se trata de que Florentino haya juntado a dos gallos en el mismo gallinero, porque Bale no tiene categoría de gallo. Pero el gallo mayor está triste y enfadado. A los 120 millones de Bale, Florentino tendrá que añadir lo que tendrá que pagar de más a Cristiano Ronaldo en ese ecosistema que le impidió hacerse con el fichaje de Neymar, su verdadero objetivo. Si Florentino no hace un esfuerzo con Cristiano, éste volverá a estar triste. Y ya se sabe que la última vez que se puso triste el portugués, el Madrid perdió la Liga y el Barça se fue a 15 puntos. Todo hace indicar que el ciclo perdedor de Cristiano Ronaldo no se ha acabado... si sigue en el Real Madrid.




Deja tu Comentario