2013-02-18 10:02 Real Madrid Por: Administrador

¿Llevan destinatario las palabras de Sergio Ramos?



Ramos, que ya habló después del choque de Champions, volvió a intentar zanjar cualquier tipo de polémica con el entrenador, con quien, según los medios, ya ha tenido algún roce esta campaña: "Mi opinión me la guardo para mi. Siempre he dicho que cada uno es libre de opinar lo que quiera, tanto el mister como cualquiera de los compañeros. Mi educación y mi estilo nunca ha sido señalar a ningún compañero y menos cuando cometemos errores", explicó.

"Por lo tanto, ahora es cuando hay que estar más unidos que nunca, dejar cualquier fallo que podamos cometer específicamente y centrarnos, que vienen partidos importantes en los que nos jugamos la temporada en dos competiciones y es lo que tenemos que tener como primordial", añadió.



Respecto a su expulsión, que no es la primera que sufre esta temporada, se quejó: "Estoy dolido, sobre todo por la situación, porque uno ya no sabe como actuar. Los árbitros saben interpretar y saben los criterios que tienen que tomar en las jugadas, pero no es normal que se me eche en dos minutos".

Todo con razón, ya ue al menos una de las cartulinas llegó a consecuencia de una acción que no revistió ningún tipo de gravedad. "Nunca he sido un jugador de hacer entradas duras o de ir con maldad. Me sorprende y me duele haber dejado tan pronto a mis compañeros. Después de esta expulsión, uno se va a casa con un poco de malestar en el cuerpo".

Pero, sin duda, la verdadera denuncia, la que dará de qué hablar, fue la siguiente: "Los árbitros están obligados a interpretar las circunstancias, las jugadas y las entradas. Sobre todo mi primera tarjeta es injusta, no se puede dejar a un equipo con diez a los 13 o 14 minutos. Es muy fácil expulsar a Sergio Ramos, no se si por los antecedentes o el cartel que pueda tener", espetó.



¿Existe realmente ese rasero para con el central? Lo cierto es que muchos periodistas ya han señalado que podría haber alguna campaña para desprestigiar a algunos futbolistas blancos, como Arbeloa y el propio Ramos. "Para mí es preocupante. Quizá tengas ejemplos de Eurocopas, Mundiales o Copas de Europa, que quizá sean otro estilo el arbitraje y no creo que haya ningún problema en esas competiciones", añadió.

"No entro en valoraciones personales, mi opinión me la guardo. Está mas que claro, el fútbol español se merece también un grandísimo arbitraje, al igual que tiene grandes jugadores". De nuevo, el nivel del arbitraje nacional, está bajo sospecha.



Deja tu Comentario