2013-10-28 09:10 FC Barcelona Por: Administrador

Lloran y lloran y vuelven a llorar, pero mira cómo lloran...



Siro López, en Punto Pelota, aportó el punto cómico del análisis de un partido que, como en casi todos, el Real Madrid sólo podía empatar tirando del viejo truco del penalti. Eso sirve una vez y dos y tres, pero no se puede estar siempre pendiente de que el árbitro te pite un penalti para salvar los muebles. El Barcelona hizo dos goles, dos golazos. El Madrid sólo uno. Lo demás es ruido. Ruido divertido.
 
Dijo Siro López: "Lo que más me molesta es que el Real Madrid le regaló una hora en el partido. Después de esa hora, si el árbitro llega a señalar lo que tuvo que señalar, gana el Madrid". Si el árbitro señala el penalti a Cristiano y el pisotón de Pepe a Cesc en el área blanca y, además, hace cumplir el reglamento expulsando a Sergio Ramos al principio de la segunda parte, difícilmente el Real Madrid habría ganado. Pero en Madrid viven de sueños y de la realidad virtual que se han montado, que les gusta más que la realidad "real".

Y sigue Siro López: "Alguien del Madrid debe dar un puñetazo encima de la mesa y si hay que ir a la federación habrá que hacerlo". El que dé el puñetazo, que vaya también a quejarse a la Federación por el penalti concedido a Pepe en Elche o el que le regalaron a Bale por su piscinazo ante el Málaga. Y de paso, que den otro golpe en la mesa de la UEFA quejándose de la expulsión de Chielini por el teatro escenificado por Cristiano Ronaldo, con volteretas incluidas al más puro estilo titiritero.

Siro López va más lejos: "Parece que está prohibido que le piten un penalti al Madrid en el Camp Nou. Para que el Madrid gane allí, tiene que hacer el triple que otros equipos porque, si no, se lo van a robar". Resulta esperpéntico que el Real Madrid se queje de los penaltis. El señor Siro López sólo tiene que mirar las estadísticas para saber lo fácil que le resulta a los árbitros pitarle un penalti al Madrid y lo incómodo que les es pitárselo al Barça. Es una cuestión de datos, de estadísticas. A Neymar le hacen un penalti cada partido que no se pita y hay que aprender a convivir con eso. En cambio, el Madrid sale a un penalti cada dos partidos y, encima, se quejan. Seguramente querrían tres penaltis por partido. Sería la única manera de garantizar el título.



Desde 2009, fecha en la que Florentino Pérez volvió a coger el timón de la nave blanca, hasta hoy al Real Madrid le han señalado los árbitros 49 penaltis a favor y 10 en contra (+39). En ese mismo periodo de tiempo al Barcelona le han señalado 25 penaltis a favor y 15 en contra (+10). La diferencia entre unos y otros es del triple. ¿Está prohibido pitarle un penalti a favor al Real Madrid? No queda claro si estamos ante una película de terror o de risa.

 

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Deja tu Comentario