2017-04-19 11:04 Real Madrid Por: Administrador

Llueve sobre mojado: Los árbitros le tienen miedo al Real Madrid



Fede Peris La actuación del colegiado húngaro Viktor Kassai perdonándole la expulsión a Casemiro recordó mucho lo vivido en la final del Mundialito de clubs, que enfrentó al Real Madrid con el modesto Kashima japonés. También ahí, para ganar al campeón de Japón, necesitó el Real Madrid utilizar el comodín del árbitro. Se confirma la canción: "así, así, así gana el Madrid". Con la impunidad de quien se sabe respetado por los árbitros y la convicción de que nada tiene que temer porque disfruta de bula arbitral, Sergio Ramos entró en falta clamorosa a un jugador del Kashima. La acción era de amarilla y a nadie le hubiera extrañado si el colegiado llega a enseñar la roja de forma directa. Sin embargo, el colegiado  Janny Sikazwe (de Zambia), que acudió al lugar de los hechos buscando la tarjeta en el bolsillo, se lo pensó dos, tres y mil veces cuando vio que el infractor era Sergio Ramos, que ya tenía una tarjeta amarilla. En ese momento se produjo uno de los momentos más bochornosos de la historia del fútbol con el colegiado, que no sabía qué hacer, disimulando para evitarle al central madridista pasar por el trance de la expulsión.

¿Hubo premeditación en la decisión del árbitro Kassai?

Ayer, ante el Bayern Múnich, sucedió algo parecido con Kassai. Casemiro entró de forma violenta a Robben. Kassai acudió corriendo con la intención de mostrar tarjeta amarilla, pero al apercibirse de que se trataba de Casemiro, que ya había visto una en el minuto 40, se arrugó y prefirió hacerse el sueco ante la posibilidad de que el Real Madrid se enfadara con él. Sencillamente escandaloso. La acción sucedió en el minuto 79 de partido, con el Bayern con once jugadores todavía y con el resultado 1-2 favorable a los alemanes. Es decir, que los equipos entraron en la prórroga con las alineaciones cambiadas. El Real Madrid debió disputarla con 10 hombres y el Bayern con 11. Los antecedentes recientes de la jugada confirman que la trayectoria del Real Madrid esta temporada invita como mínimo a sospechar de la legalidad de sus éxitos. De momento, tanto el Mundialito de clubs como la Champions League están bajo sospecha. Se entiende que Arturo Vidal dejara entrever que los errores arbitrales de Kassai fueron premeditados.    

Deja tu Comentario