2012-02-19 23:02 Real Madrid Por: Administrador

Llull y Carroll humillan al Barça en la final de Copa (74-91)



Desde el primer cuarto, los hombres de Pablo Laso (que llegaba por primera vez a una final de Copa como entrenador) han dominado el partido comandados por un increíble Llull que ha terminado el partido con 23 puntos, 5 triples, 4 asistencias y 23 de valoración. Al final de los primeros diez minutos de encuentro el parcial era de 17-22. El Madrid empezaba muy fuerte y muy entonado desde la línia de tres puntos pero el acierto de Boniface Endong dentro de la zona salvaba al Barça por momentos, en el que Navarro ha estado desaparecido.

La clave del éxito del Madrid en el día de hoy ha sido la presión ejercida sobre la defensa del Barça, que ha estado francamente mal. Los 91 puntos recibidos lo dicen todo. En el segundo cuarto el Madrid se ha ido en el marcador hasta llegar al 33-42 tras un triple de Llull en el último segundo de la primera parte. 



El Regal Barça comenzaba el tercer cuarto apretando al Madrid y recortando distancias de la mano de Erasen Lorbek con tres triples consecutivos. Sin embargo, los blancos supieron administrar perfectamente la renta de puntos que nunca llegó a ser negativa. Tras el tercer parcial igualado (23-23), Carroll y Llull, con 23 puntos cada uno, encabezaron la estocada final del Madrid que llegó a ganar por 14 puntos a falta de 8 minutos para terminar. Al final los de Pablo Laso se pasearon ante un Barça ya muerto y, aunque no consiguieron alcanzar el récord de puntos de diferencia en una final de Copa (19), sí ganaron con claridad por 74 a 91.

Las estadísticas del Madrid en el día de hoy han sido espectaculares, con un 64% de acierto en tiros de 2 y un 47% en triples, la mayoría de estos anotados por los dos hombres del partido: Carroll y Llull. 

De esta forma el Madrid ha cortado una racha de 19 años sin ganar la Copa del Rey y dos finales perdidas ante el Barça, que llegaba hoy como favorito pero que ha acabado marchándose con la cola entre las piernas. La presión de jugar en casa ha sido demasiado grande para un Barça que se ha visto superado en todos los aspectos del juego por un Madrid enorme. La maldición del anfitrión ha vuelto hoy ya que solo dos equipos han conseguido vencer en una Copa del Rey disputada en casa. 




Deja tu Comentario