2015-02-20 15:02 Real Madrid Por: Administrador

Lo de Luis Enrique y Messi acabará mal



Sergio Marco

Entretenidos han estado unos días en Barcelona fabricando una crisis a la medida del Real Madrid por el 4-0 del derbi y los tres partidos sin marcar de Cristiano Ronaldo. Ya se relamían pensando en otro batacazo en Alemania. Pero volvió la mejor versión del Real Madrid y de Cristiano Ronaldo y todo sigue igual. Como siempre. El Real Madrid arriba y el Barcelona abajo.



En realidad el problema lo tienen en el Barça. Lo de las crisis del Madrid les ha ido muy bien para despistar al personal. Pero el jaleo que se llevan Luis Enrique y Leo Messi no puede acabar bien. el jugador dijo antes de ayer, y lo repitió ayer, de forma calculada y con las palabras medidas, que en el Barça se ha producido una reacción a partir de la derrota de Anoeta, que ahora hay más ganas en el equipo y mejor actitud. Y ha insistido, antes de ayer, en una entrevista televisiva, y ayer, en un bolo comercial, que la reacción del Barcelona es cosa de todos, del vestuario. Al entrenador ni citarlo. No lo ha excluido, pero tampoco le ha incluido. Todo muy calculado.

Y entretanto, Luis Enrique mordiéndose la lengua, porque "no quiero alimentar polémicas", e insistiendo en que la racha de victorias del Barça obedece a una evolución del equipo, como si las ganas que le pone Messi a los partidos últimamente tuvieran algo que ver con la evolución. Estamos ante una auténtica guerra fría entre el entrenador y su estrella en la que el claro vencedor es y acabará siendo el jugador. Le pidió a su presidente que le dejaran en paz. Y Luis Enrique, obedeciendo órdenes, le ha dejado en paz. Ni se hablan ni se atreve a hacerle una indicación en el campo y mucho menos a sustituirle. De momento, la cosa funciona porque Luis Enrique aguanta. Pero el asturiano es de sangre caliente. Y el día que no se pueda contener, correrá la sangre. Eso acabará mal. Aunque en Barcelona los "señores Lobo" se empeñen en taparlo primero y limpiarlo después.


Deja tu Comentario