2013-07-29 11:07 FC Barcelona Por: Administrador

Lo del Manchester United por Cesc va muy en serio



Fede Peris

El Manchester United, a través de su entrenador, David Moyes, no ha podido ser más claro: hubo una primera oferta por Cesc, hubo una segunda y habrá una tercera, De 30 millones hemos pasado a 35 y de ahí a 40 millones. El Barça no es un club vendedor, pero de la misma manera que entendió como "interesante" la operación que llevó a Thiago al Bayern Múnich por 25 millones al tratarse de un suplente, en los despachos del club se piensa que mejor todavía sería colocar a Cesc en Old Trafford teniendo el mismo tratamiento de suplente que Thiago. De confirmarse la operación, Thiago, Cesc, y en menor medida, Villa y Fontàs, no sólo financiarían la contratación de Neymar, sino que aún sobraría dinero para el fichaje del anhelado central.



Desde el club se afirma que Cesc es intransferible. Es una manera de decirle al Manchester United que no van desesperados y no lo van a malvender. Por su parte, el jugador guarda silencio, insiste en que quiere triunfar en el Barcelona, pero asiste muy interesado a los diferentes capítulos de esta historia. Mientras tanto, el nuevo entrenador del Manchester United, David Moyes, sigue reconocimiento públicamente su interés e, incluso, su desesperación por conseguir los servicios de Cesc. Suena extraño que pueda llegar a mojarse tanto por algo que aún no se ha producido, a no ser que tenga ya la luz verde del jugador o un guiño del FC Barcelona para aceptar la venta.

El sueño de Cesc es triunfar en el Barça, pero en dos años ya ha podido comprobar las dificulltades que entraña hacerse con un papel de titular en el reparto blaugrana. En cambio, se siente halagado por el interés del Manchester United, que le ofrece la batuta en el escaprate de Old Trafford que le permitiría acudir al Mundial como director de orquesta y no como falso nueve, tal y como obligan las exigencias tácticas del Barça. Además, la oferta del United incluye una considerable mejora económica.

La última palabra la tiene el jugador, que quiere conocer al Tata Martino, hablar con él y descubrir sus planes. Si las explicaciones de técnico argentino no le convencen y su futuro se plantea con el cartelito de suplente, Cesc le dará el sí al Manchester y forzará el traspaso de la misma manera que obligó al Arsenal a venderle al Barcelona. Cesc, además, sabe que en el club estarían encantados de poder sacar por él más de 40 millones de euros, recuperar la inversión que se hizo en su momento y, además, ganar dinero.



La última palabra la tiene el jugador.


Deja tu Comentario