2017-03-30 07:03 Real Madrid Por: Administrador

Lo que no explica Piqué de los valores del palco del Camp Nou



A cada hora que pasa, las duras acusaciones de Gerard Piqué contra el Real Madrid todavía pierden más credibilidad. Después de quedar en ridículo con sus acusaciones a Marta Silva de estar detrás de los casos de Messi y Neymar, ahora su teoría sobre los 'trapicheos' en el palco del Bernabéu ha perdido todo tipo de fundamento. Y es que en el palco del Camp Nou sí hay irregularidades demostradas: prueba de ello es que los últimos cinco presidentes del Barça -contando al actual- hayan sido imputados. Empezando por Josep Lluís Núñez, quien presidió la entidad durante 22 años. El empresario fue condenado a seis años de cárcel en 2011 por sobornar a varios funcionarios de Hacienda entre 1991 y 1999 para defraudar un total de 13,1 millones de euros. A pesar de todo, y por su avanzada edad, apenas cumplió parte de la pena. Tampoco se libró su sucesor de meterse en irregularidades legales. Joan Gaspart -otro que ha demostrado ser 'bocazas' contra el Real Madrid- tuvo que declarar en el 'Caso Spanair' después de la quiebra de la empresa en 2012, y se le acusó de retrasar el concurso de acreedores cuando no había otra posible salida. Joan Laporta, presidente del Barça entre 2003 y 2010, también acabó metido en los Juzgados. En su caso fue en su enfrentamiento directo con el que sería su sucesor, Sandro Rosell, quien propuso a los socios compromisarios enviarlo a la justicia después de declarar un superávit de 11 millones de euros en su último curso en el club, cuando en realidad había un déficit de 48.

Josep Maria Bartomeu tampoco se libra de los juzgados

Ni Rosell ni su delfín y actual presidente, Bartomeu, tampoco se han librado de pasar por las instancias judiciales. En su caso, fue por el 'caso Neymar', por las irregularidades con las que ficharon al brasileño. El ex presidente cerró su 'problema' admitiendo la culpabilidad del Barça y pagando más de 5 millones de multa. Con todo, Rosell también tiene procesos penales abiertos por operaciones en Brasil. Por lo que respecta a Bartomeu, también quedó imputado por el 'caso Neymar' tras la denuncia de la empresa DIS por no recibir el 40% del precio del traspaso, como se había acordado. A estas alturas, Piqué debería saber que el Barça no está en condiciones de dar lecciones de transparencia en el palco del Camp Nou.

Deja tu Comentario