2016-11-17 21:11 FC Barcelona Por: Administrador

Lo que Bartomeu no ha explicado (ni explicará) sobre el acuerdo con Rakuten



Pedro Riaño Presencia en la camiseta de los jugadores del primer equipo del FC Barcelona, presencia en los medios oficiales del club, presencia en las instalaciones del club (exteriores e interiores), actuaciones conjuntas en materia tecnológica y de innovación... Josep Maria Bartomeu ha resumido con rapidez las bases del acuerdo firmado por el FC Barcelona y Rakuten. Las líneas maestras en grandes trazos. Lo que ha callado es la letra pequeña del acuerdo. Y la letra pequeña abarca desde la exigencia a que las grandes estrellas de la plantilla, empezando por Leo Messi,  permanezcan en el club a algo que para la directiva puede resultar anecdótico, pero que para los socios adquiere una trascendencia vital. Se trata de las entradas de los socios que el FC Barcelona pondrá a disposición de Rakuten para las finales a las que acceda el primer equipo barcelonista. Bartomeu habló en la presentación de entradas VIP para los partidos del Camp Nou, pero no se refirió en ningún momento en la cantidad exacta de entradas de los socios (el porcentaje) que el club ha pactado que vayan a parar a manos de Rakuten cuando el Barça alcance una final de relieve. El asunto puede parecer anecdótico ahora mismo, pero se convierte en dramático cuando llega el momento y los socios ven cómo se les escapan las entradas, sus entradas, para acompañar al Barça en una final porque existen compromisos de la directiva con las firmas que patrocinan el club y que se arrogan el derecho de agenciarse las entradas que son de los socios como verdaderos y únicos propietarios del club. Luego sucede que los aficionados de verdad se quedan en casa para que acudan al festejo personajes encorbatados que en algunos casos no saben ni quiénes son los equipos que dirimen la final. Se entiende que Rakuten disponga de entradas, pero, en aras a la transparencia de la que presume Bartomeu, sería conveniente que en la asamblea se explicara exactamente cuántas entradas de la próxima final europea no llegarán a las manos de los socios porque se las quedará Rakuten por contrato. Seguramente se aprobará de la misma forma el acuerdo, pero al menos sabiendo que la entrada en el club de 55 millones anuales supone también la pérdida de 500, 1.000 o 2.000 entradas en la próxima final. La transparencia obliga a informar a los socios del número de entradas que les serán sustraídas en la próxima final. Una vez sabido, adelante con la votación. Eso es comunicación y sería lealtad hacia los dueños del club

Deja tu Comentario