2013-09-29 23:09 FC Barcelona Por: Administrador

Lo que diferencia a Messi de Cristiano Ronaldo



Joan Tubau

En los siete partidos de Liga que ha disputado -un buen número de ellos incompletos-, Leo Messi ha disparado a puerta 34 veces y ha marcado 8 goles. En esos mismos siete partidos iniciales de la Liga, Cristiano Ronaldo ha disparado a puerta 60 veces y ha conseguido 6 goles.



Anoche, en el derbi, pudo apreciarse el egoismo del jugador portugués. Pelota que le llegaba, pelota que chutaba. Él buscaba su gol, no el máximo beneficio para el equipo. En cambio Leo Messi muestra otro concepto del fútbol en el que se impone la primacía del juego colectivo. Él es el número uno del fútbol mundial, incluso de la historia del fútbol, y se entiende que sea el jugador que más remata a puerta de su equipo. Sin embargo, no lo hace de forma atolondrada como el portugués. Tirar por tirar. De ahí que en 7 partidos haya disparado a puerta casi la mitad de veces que el portugués obteniendo una renta de dos goles más, que en realidad son tres si descontamos los penaltis que han lanzado Messi (1) y Cristiano (2).

En el balance global de la temporada, Messi ha disparado 42 veces ha puerta, ha marcado 11 goles y ha dado 3 asistencias. Cristiano Ronaldo, en cambio, ha chutado a puerta en 68 ocasiones, ha marcado 10 goles y ha dado una asistencia.

Cristiano Ronaldo es un portento de futbolista, pero sufre en sus carnes la desgracia de haber coincidido en el tiempo con Messi. De hecho, cuando Messi era poco menos que un juvenil, Cristiano saboreó la gloria del Balón de Oro. Sin embargo, en cuanto el astro argentino se hizo hombre, desaparecieron los galardones individuales para el portugués, que en las valoraciones de quienes votan el máximo galardón individual contabiliza en su contra su carácter egocéntrico y soberbio y su egoismo sobre el terreno de juego. También en eso le supera Messi, al que es imposible ver señalándose a sí mismo y destacando que él es el que resuelve con sus goles. Esos gestos de prepotencia y chulería no son propio de un Messi que sabe perfectamente que practica un deporte de equipo y que cuando él marca, marca el equipo entero.



Por eso el quinto Balón de Oro consecutivo está al caer.


Deja tu Comentario