2014-08-13 19:08 Real Madrid Por: Administrador

Lo que hay que saber sobre Andrea Salas, la espectacular señora de Navas




Andrea Salas fue Miss Hawaian Tropic en 2006. Hoy es la espectacular esposa  de Keylor Navas y la madre de su hijo  Mateo. Keylor y Andrea se casaron el 25 de diciembre de 2009 en San José de Costa Rica. Para entonces Andrea ya tenía una hija, Daniela, fruto de una anterior relación. Luego llegó Mateo, que nació el pasado mes de marzo. Los cuatro forman una familia ejemplar. Quizá por el hecho de que Keylor fuera abandonado por su padre cuando apenas contaba con doce años, ha influido en su carácter familiar y en una vida volcada en torno a los suyos.
 
Andrea tiene 30 años y los ojos verdes. Atrás queda una vida con muchas apariciones píúblicas ligera de ropa. Tenía éxito como modelo, pero llevaba una vida que no le llenaba y que acabó en divorcio con el padre de su hija. Por eso la irrupción en su vida de Keylor sirvió para dar un cambio radical a su existencia a través de la religión. Se conocieron en una congración cristiana de Santa Ana buscando ambos refugio espiritual todos los lunes y martes. Keylor se ganó a la madre a través de la hija, a la que acabó adoptando como si fuera hija biológica suya.

La relación acabó en boda y Andrea acompañó a Keylor en su aventura española cuando fichó por el Albacete. Ya nada quedaba de la popular modelo. En España era un personaje anónimo. Luego, en el Levante, Andrea se convirtió en una experta en diseño de páginas web y acabó controlando la imagen de su marido en internet y en las redes sociales.  "Key' parece un gato, realmente me siento súper orgullosa cada vez que lo veo", ha dicho Andrea sobre Keylor.

En una entrevista concedida al periódico costarricense 'Al Día' Andrea confiesa que antes de cada partido de Keylor "siempre hacemos una oración los tres juntos. Mi hija Daniela le pide a Dios que ponga sus ángeles alrededor de 'Key' y yo que me lo cubra con su sangre y me lo proteja de todo mal. Después de orar le digo que se concentre, que no piense en nada, que sea rápido y esté atento en todo momento".



Ahora Andrea ha vuelto al primer plano mediático. Y de la misma manera que su marido compite con Iker Casillas, ella luchará por acaparar el protagonismo que hasta ahora era propiedad exclusiva de Sara Carbonero. La rivalidad está servida.


Deja tu Comentario