2012-09-19 19:09 FC Barcelona Por: Administrador

Lo que la prensa de Madrid no se atreve a decirle a Mourinho



1.- Dijo Mourinho al término del Real Madrid-Manchester City: "Me acordé de los papeles impresos que ya no valían y que había que volver a cambiar. Sabía lo que iba a ocurrir. Íbais a decir que voy a por Sergio Ramos o que había dejado a todos los creativos en el banquillo. O que había apostado por Gonzalo Higuaín que no marca en Europa... Sé todo lo que estaba preparado".
Y todo eso sigue vigente. Va a por Sergio Ramos y a por el nucleo duro de los campeones del mundo. Lo de la humillación de Albiol no es más que la penúltima demostración de la saña con la que los persigue. Y, efectivamente, un equipo de la historia y grandeza del Real Madrid no puede salir asustado en su campo ante un rival que no es superior renunciando a la creación y apostando por la destrucción. Independientemente del resultado, la imagen queda ahí. La imagen de un equipo que prefiere ser pequeño ante los grandes y se asusta frente a su poderío.

2.- Mourinho  se despidió de la rueda de prensa con un "mala suerte" dedicado a los periodistas.
Es el resultado de una paranoia que no le deja vivir. El mundo contra él. Los árbitros, los periodistas... sus propios jugadores. Vive más pendiente de amargarle la vida al prójimo que de disfrutar con sus logros. Su alegría por la victoria pasó a un segundo plano ante la idea de que a alguien pudo no gustarle el resultado. No disfruta de los buenos ratos, prefiere vivir amargado.



 3.- "El Madrid puede perder partidos como esta noche, luchando como animales, pero no como el de Getafe o Sevilla. Para mí ha sido importante la sensación de que cuando quieren, pueden".
Toda una declaración de intenciones. Mientras otros apuestan por el fútbol de toque, por el manejo de balón -y no les va mal-, él prefiere que sus futbolistas luchen "como animales". El Real Madrid no podía caer más bajo. Una cosa es la garra y el pundonor y otra esperar de los jugadores que se comporten como "animales". Así se pueden entender las reacciones de algunos de sus jugadores cuando la impotencia puede con ellos.

4.-"En Sevilla, tuve jugadores que en noventa minutos no recuperaron un balón ni ganaron un balón dividido. Pocos llegaron cansados al final. Hoy ha sido todo lo contrario. Equipo compacto, comprometido, con una cultura más física, más preparado".
¿Se habrá parado a pensar Mourinho que si el Madrid le ha contratado y le paga lo que le paga es precisamente para obtener el máximo rendimiento de sus jugadores motivándoles para que acaben cansados cada partido? ¿No tendrá él alguna responsabilidad en eso?

5.-"Tengo derecho de decir que el madridismo quiere esto, este compromiso".
El que "ayer, ahora y siempre" lleva al Barça en el corazón se cree, dos años después de su aterrizaje en el Bernabéu, con el derecho de decidir lo que quiere el madridismo. Un advenedizo dando lecciones de madridismo a los demás. Tiene derecho a decir lo que le dé la gana, pero sin insultar a la inteligencia ajena. El madridismo ha disfrutado de futbolistas exquisitos a lo largo de la historia y valora más la calidad técnica que la cultura física que promulga Mourinho.



6.- Sobre Sergio Ramos: "Creo que era mejor que no jugara. Es un jugador fantástico. Quiero dejar muy claro que no hay ningún problema entre él ni yo ni tampoco problemas extradeportivos. Solo ha sido una decisión técnica". HIpocresía y cinismo puro. Mentir, sólo mentir. Mourinho sabe jugar como pocos con la mentira. Su problema es que puede engañar al que está fuera, pero Sergio Ramos y sus allegados del vestuario conocen la verdad y no ignoran hasta qué punto su entrenador puede echar mano de la hipocresía para embaucar a su entorno y que caiga rendido ante sus encantos verbales.

7.- "Me han dicho que alguna gente se iba con 1-2 pero he visto a la gente muy comprometida. Podíamos perder y la gente se iría triste y preparados para lo que vosotros podíais escribir pero ha entendido el compromiso de la gente. Puedes perder pero tienes que luchar hasta el final". Da la sensación de que Mourinho basa su propia credibilidad como técnico en lo que se escriba de él. Eso es lo que le tiene preocupado, lo que la gente pueda leer. El público es soberano y sabe captar las cosas sin necesidad de que ningún encantador de serpientes le enseñe con su dedo maléfico el camino de la verdad.

8.- "Hemos jugado así contra el Barcelona. Ganamos la Supercopa dejando todo en el campo. Después ha pasado lo que ha pasado. Quince días de selección no son fáciles para nadie". Vuelve a mentir. El Madrid no jugó así contra el Barcelona. Se limitó a crear tres ocasiones y a encerrarse atrás defendiéndose de un rival que jugó en inferioridad numérica durante 60 minutos. El Madrid no ganó al Barça a base de coraje. El Barça entregó la eliminatoria con fallos garrafales de Valdés, Mascherano y Piqué que el Madrid se limitó a aprovechar. Y la prueba de que ese título le hizo más mal que bien al Madrid es cómo ha empezado la competición liguera. Y tiene razón en lo de los "quince dias de selección no son fáciles para nadie". Tampoco para el Barcelona, que comanda la tabla con cuatro victorias en cuatro partidos y con ocho puntos de ventaja sobre el Real Madrid.


Deja tu Comentario